Boca: Marsella vendió a Ocampos al Sevilla y avanzará por Benedetto

El equipo francés acordó la transferencia del ex River por 15 millones de euros y utilizará el dinero recibido para acelerar las negociaciones por el delantero del Xeneize.

Lucas Ocampos se convirtió en un personaje inesperado, pero con una participación clave en la novela de Darío Benedetto. El anhelo del Olympique de Marsella por adquirir al delantero de Boca podría dejar de ser un sueño y cristalizarse gracias al futbolista surgido en River.

La entidad francesa acordó con el Sevilla la transferencia del volante argentino a cambio de 15 millones de euros más bonus por el cumplimiento de determinados objetivos. La venta del mediocampista de 24 años, quien firmará un contrato por cinco temporadas, tiene repercusión en la negociación por el atacante del Xeneize.

1

Los problemas financieros que enfrenta el Marsella desde hace un tiempo genera que cualquier operación que inicie sea compleja y se encuentre condicionada por factores económicos. Pero el dinero que ingresará a sus arcas por el pase de Ocampos se presenta como agua en el desierto y será invertido para destrabar la salida del goleador de Boca.

Benedetto cuenta con una cláusula de rescisión de 21 millones de euros. El club de La Ribera, ante el pedido del futbolista de ser transferido a Europa, podría aceptar una propuesta por una cifra menor a la estipulada en el contrato. La primera oferta de la institución de la Ligue 1 rondaría los 10 millones de euros.

2

Ocampos sería la llave para destrabar la negociación. El volante, quien en 2011 debutó como profesional en River en la Primera B Nacional, dará un salto hacia una liga de mayor jerarquía y se sumará al Sevilla, que atraviesa un mejor presente económico y deportivo (disputará la Europa League).

En Marsella, que en 2015 le abonó 7.500.000 de euros al Monaco por su pase, el mediocampista disputó 132 partidos, convirtió 27 goles y brindó 15 asistencias en tres etapas. En el medio, fue cedido a la Serie A al Genoa y el Milan.

El equipo francés accedió a vender a Ocampos por dos motivos. Por un lado, para ingresar el dinero que demanda la compra de Benedetto. Y, además, porque le restaba un año de contrato y, al no haber alcanzado un acuerdo para renovarlo, podía marcharse libre al finalizar la temporada.