Bomba: Gabriel Heinze podría convertirse en el nuevo técnico de Marsella

El entrenador del elenco francés, André Villas-Boas, podría renunciar en los próximos días y los directivos de la institución buscarían al Gringo, quien se destacó en el club como futbolista.

El fútbol suele convertirse en una partida de ajedrez. El movimiento de una pieza desemboca en reacciones en cadenas, ya sean positivas o negativas para un lado. En las últimas horas, Olympique de Marsella confirmó la salida del director deportivo, Andoni Zubizarreta. En consecuencia, el entrenador del equipo, André Villas-Boas podría presentar su renuncia tras la partida de su mano derecha en la institución.

El ex arquero español contaba con un año más de contrato por delante, pero los conflictos que mantuvo con el propietario de la entidad francesa, Frank McCourt, y las limitaciones que recibió para desempeñar su tarea derivó en la rescisión del vínculo de mutuo acuerdo.

“Compartimos un proyecto en el que experimentamos grandes alegrías y días oscuros, pero en el que luché todos los días para hacer lo mejor posible para el club minuto a minuto, hora por hora y día a día. Detrás del escenario o en plena luz, siempre estuve tratando de dar lo mejor de mí. Es el proyecto, este club, esta ciudad que ha estado en mi corazón y en mi cerebro las 24 horas del día, los siete días de la semana”, expresó el ex directivo de Barcelona en un comunicado emitido por el club.

“Gracias a André Villas-Boas por haberme deleitado con su fútbol y por ser un verdadero amigo”, reconoció el vasco sobre el portugués, quien podría dar un paso al costado. El técnico, con pasado en Chelsea, Porto y Tottenham, entre otros elencos, exhibió de manera pública su apoyo hacia Zubizarreta en diversas ocasiones.

“Vine aquí, uno, por la dimensión del club, y dos, por Andoni Zubizarreta. Ya he dicho que mi futuro está íntimamente ligado a su futuro”, aclaró el estratega en enero pasado. Con la marcha de Zubizarreta, complementado con la dificultad de los dirigentes para cumplir con sus exigencias en el mercado de pases, Villas-Boas podría anunciar su dimisión en los próximos días.

Según informa el periódico francés Le Figaro, la cúpula directiva de Marsella comenzó la búsqueda de un reemplazante. En primera instancia, ingresó a la escena la alternativa de Mauricio Pochettino, pero su intención seria regresar a la Premier League, donde sería pretendido por los nuevos dueños millonarios de Newcastle.

En este escenario, el objetivo primario sería un antiguo conocido por los simpatizantes: Gabriel Heinze, quien se encuentra en libertad de acción para firmar con un equipo, luego haber renunciado en Vélez a inicios de marzo, tras la victoria 3-0 frente a Unión de Santa Fe en la última jornada de la Superliga.

El Gringo ingresó en la órbita del conjunto de la Ligue 1 a mediados de 2019 con la finalidad de reemplazar a Rudi García. Sin embargo, la relación contractual que mantenía con el Fortín impidió que la negociación sea fructífera y se produjo el arribo de Villas-Boas.

El portugués culminó su primera campaña con un balance positivo. Fortaleció al plantel con las incorporaciones, entre ellas la de Darío Benedetto, y obtuvo la clasificación a la próxima edición de la Champions League, ya que el elenco se hallaba en la segunda posición del certamen, detrás de Paris Saint Germain, cuando se decretó la finalización prematura de la temporada en Francia por la propagación de la pandemia del coronavirus.

El ex entrenador de Godoy Cruz y Argentinos Juniors se destacó durante su etapa como futbolista de Marsella, que lo contrató en agosto de 2009, tras abonarle 1.500.000 euros a Real Madrid. En total, disputó 77 partidos, convirtió 10 goles y brindó una asistencia. Además, antes de emigrar con el pase en su poder a Roma, en julio de 2011, conquistó cuatro títulos: una Ligue 1, dos Copa de la Liga y una Supercopa de Francia.