El Chelsea de Higuaín, a la final inglesa de la Europa League

El Pipa entró en el tiempo extra en la clasificación por penales de los Blues ante el Eintracht de Abraham. El Valencia, con Garay, se quedó en el camino frente al Arsenal.

Históricamente, los futbolistas argentinos fueron de vital relevancia en los equipos más importantes de Europa. En la actual temporada, se ratifica esa premisa. El Chelsea, con participación de Gonzalo Higuaín, luego de igualar 1 a 1 con el Eintracht Frankfurt durante 120 minutos, se impuso en los penales y avanzó a la final de la Europa League. De esta manera, al igual de lo que sucede en la Champions, habrá representantes de nuestro país en las definiciones de los dos torneos más prestigiosos del Viejo Continente. El Valencia, que contó con Ezequiel Garay como titular y Facundo Roncaglia entre los suplentes, cayó 4 a 2 frente al Arsenal y fue eliminado de la competencia. 

En Stamford Bridge, los Blues sufrieron más de la cuenta para superar al duro y compacto equipo alemán, que tuvo como capitán a David Abraham y que marcha cuarto en la Bundesliga. Los goles de Ruben Loftus Cheek, para el local, y de Luka Jovic, pretendido por el Real Madrid, para el visitante, extendieron el encuentro al tiempo suplementario. Allí, el Pipa ingresó a los 96 minutos en lugar de Olivier Giroud. Maurizio Sarri decidió que el argentino, que llegaba al duelo tras convertir un gol en el triunfo del domingo ante el Watford, sea habitual titular en la Premier, mientras que el francés lo sea en el torneo internacional. 

Chelsea

El empate persistió y el encuentro se extendió hasta los penales, donde se erigió la figura de Kepa Arrizabalaga. El arquero español, adquirido por el club inglés a principio de temporada a cambio de 80 millones de euros, atajó dos de los remates del Eintracht (a Hinteregger y Paciencia) y le cedió el momento de la gloria a Eden Hazard. El belga, con futuro incierto el próximo curso, convirtió su tiro y selló la clasificación. Aunque no formó parte de la nómina para rematar, Higuaín festeja el acceso a una nueva definición por un título y se ilusiona con gritar campeón.

Garay.

En la final, el Chelsea se enfrentará con el Arsenal, que venció 4 a 2 al Valencia de Garay (Roncaglia fue suplente). El argentino no tuvo una buena noche y fue responsable en el tercer tanto de los Gunners al ser anticipado por Pierre Emerick Aubameyang (hizo un triplete) tras un centro de Maitland Niles. El equipo inglés cumplió con el objetivo con el cual arribó a Mestalla: hacer valer el triunfo 3 a 1 que obtuvieron en el encuentro de ida. La serie fue consagratoria, una vez más, para Alexandre Lacazette y Aubameyang. Entre los dos delanteros, se repartieron los siete goles que anotó su equipo en la llave. El francés marcó tres, mientras que el gabonés celebró en cuatro oportunidades. 

De esta manera, y teniendo en cuenta la definición entre Liverpool y Tottenham en la Champions League, se produce un hecho histórico que jamás había sucedido. Se trata de que cuatro equipos de un mismo país sean finalistas de los dos torneos internacionales más importantes de Europa en la misma temporada. La Premier League recupera el dominio que supo ejercer en décadas anteriores y, por supuesto, lo realiza con argentinos como protagonistas. Mauricio Pochettino, Erik Lamela, Juan Foyth y Paulo Gazzaniga irán en búsqueda de la Orejona con los Spurs, mientras que Higuaín intentará coronarse en la Europa League.