El clásico Barcelona-Real Madrid, postergado por los conflictos en Cataluña

Como consecuencia de las manifestaciones sociales, el Comité de Competición confirmó que el partido no se disputará el 26 de octubre y que las instituciones deberán determinar la nueva fecha.

El clásico entre Barcelona y Real Madrid fue postergado como consecuencia de los conflictos políticos y las manifestaciones sociales que tienen lugar en Cataluña, luego de que se comunicaran las sentencias hacia los líderes independentistas catalanes.

La Liga, el organismo encargado de la organización del certamen, envió la solicitud para que se suspendiese el partido al Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol, que en las últimas horas se expidió y confirmó que el encuentro no se jugará en la fecha que estaba pactado.

El duelo debía llevarse a cabo el próximo sábado 26 de octubre en el marco de la décima jornada. La decisión de atrasarlo fue adoptada por Pablo Mayor, el representante de la La Liga, Carmen Pérez, de la Federación y jueza del Comité, y Lucas Osorio, quien es independiente.

1

El Comité, que declinó la posibilidad de trasladar el cotejo del Camp Nou al Santiago Bernabéu, informó que las dos instituciones tendrán que acordar el nuevo día y horario en el cual se enfrentarán. Además, deberán adoptar una determinación antes del lunes 21 de octubre a las 10.00 (hora de España). En caso de que no lleguen a una resolución en conjunto, la Junta tomará la decisión.

A través de un comunicado oficial, la entidad culé propuso celebrar el enfrentamiento el miércoles 18 de diciembre. “El club tiene una confianza absoluta en la actitud cívica y pacífica de su masa social, que siempre se expresa en el Camp Nou de manera ejemplar", expresó el club.

2

Sin embargo, La Liga considera que la idea del Blaugrana, comulgada por la Real Federación Española de Fútbol, implicaría una superposición en el calendario con la disputa de una las fases de la Copa del Rey y dificultaría la comercialización de los derechos televisivos.

Javier Tebas, presidente de la asociación deportiva, ofrece el sábado 7/12 como una de las posibles variantes. De confirmarse, Barcelona no podría medirse con Mallorca y también impediría que Real Madrid se enfrente con Espanyol.

“Nosotros tenemos un departamento de inteligencia que rastrea foros y los entornos digitales y se vio que el Clásico era especial, delicado, por los grupos que están generando violencia en Barcelona para crear conflicto", analizó el máximo directivo.