Fin de la novela: Bielsa resolvió su futuro en el Leeds

El entrenador argentino renovó su contrato por una temporada más y afrontará una nueva oportunidad para lograr el ansiado ascenso a la Premier League.

Los habitantes del condado de Yorkshire del Oeste amanecieron con una llamativa visibilidad baja. ¿La causa? El humo blanco que provenía del estadio Elland Road. Lejos de anunciarse la designación de un nuevo Obispo de Roma, el Leeds United utilizó el mismo método que el Vaticano, pero a través de una imagen en su cuenta de Twitter, para confirmar la renovación del contrato de Marcelo Bielsa. El argentino y el presidente de la institución, Andrea Radrizzani, alcanzaron un acuerdo para extender la relación de trabajo por un año más e ir en búsqueda de una segunda oportunidad para conseguir el ansiado ascenso a la Premier League. 

El vínculo original del entrenador de 63 años constaba de una duración de dos temporadas, pero el técnico y el club contaban con la posibilidad de interrumpirlo al finalizar la primera campaña. Desde que culminó la competencia oficial, la postura de la entidad inglesa fue clara y le manifestaron al Loco el deseo de que continuara en el cargo. Pese a que en la prensa local especulaban con la posibilidad de que ambas partes siguieran ligadas, Bielsa se tomó algunos días para meditar la decisión con la claridad requerida. Durante ese breve período, los simpatizantes del equipo expresaron de diferentes maneras el deseo de que el argentino se mantuviera en el cargo. Finalmente, los hinchas recibieron la noticia que tanto anhelaban.

En un principio, Bielsa fue mencionado como posible candidato a dirigir a diferentes instituciones europeas. En la Serie A, era uno de los favoritos de la secretaría técnica de la Roma para reemplazar a Claudio Ranieri. Mientras que en España, representaba el utópico sueño del Girona, que descendió a la Liga 1 2 3, y también fue nombrado en el Celta de Vigo, que logró renovar el contrato del encargado actual, Fran Escribá.

La primera temporada del Loco en el Leeds comenzó de la mejor manera, pero el desenlace no fue el esperado. Luego de liderar durante varias jornadas en la Championship, la segunda categoría del fútbol inglés, ingresó en un racha negativa en la recta final del torneo que no le permitió culminar entre los dos primeros puestos que garantizaban un ascenso directo a la Premier. En la primera ronda de los playoffs, tras imponerse por 1 a 0 en el duelo de ida ante el Derby County, fue derrotado por 4 a 2 en el encuentro de vuelta y se quedó sin posibilidades de obtener el último pasaje a la Primera División.