Higuaín protagonizó una pelea a un día de la final de la Europa League

El delantero argentino se cruzó con David Luiz en la última práctica antes de la definición contra el Arsenal. El técnico, Maurizio Sarri, se retiró furioso del entrenamiento.

La temporada de Gonzalo Higuaín no fue sencilla. Luego de un primer semestre opaco en el Milan, recaló en el Chelsea para disputar los últimos seis meses de la campaña. Lejos de ser protagonista por el rendimiento futbolístico, llamó la atención por los hechos sucedidos fuera del campo de juego. Durante la jornada de hoy, los Blues realizaron el reconocimiento del terreno del Estadio Olímpico de Bakú, ubicado en Azerbaiyán, con vistas al encuentro que disputarán mañana ante el Arsenal por la final de la Europa League (a las 16). Sin embargo, el entrenamiento culminó de la manera menos esperada. El Pipa se cruzó con David Luiz y el entrenador, Maurizio Sarri, se retiró de la práctica en llamas.

El episodio se produjo en medio del ensayo de fútbol reducido donde el argentino actuaba para el equipo conformado por los futbolistas que serán suplente frente a los Gunners, mientras que el brasileño lo hacía para los hipotéticos titulares. El ex defensor del París Saint Germain anticipó al atacante en la disputa de una pelota dividida y luego mantuvo el codo arriba cuando el ex River intentó quitarle la posesión desde atrás. A partir de entonces, ingresaron en un intenso intercambio de palabras, que contó el tironeo de la camiseta de parte de Higuaín. 

El controversial hecho culminó con un Sarri visiblemente enfadado. El técnico italiano, luego de dialogar con el capitán, Cesar Azpilicueta, se retiró furioso de la cancha y, en un primer momento, arrojó su gorra con furia contra el piso y luego la elevó por el aire con una patada. 

El jueves pasado, el Pipa participó de otro polémico capítulo. Durante una práctica perdió la paciencia y se enojó con varios de sus compañeros. Uno de ellos fue Wilfredo Caballero, con quien compartió equipo en la Selección Argentina durante el Mundial de Rusia. 

En la temporada, el delantero de 31 años disputó 40 encuentros y marcó 13 goles (cinco con el Chelsea y ocho con el Milan). El préstamo que lo liga a la entidad de Londres finaliza el próximo 30 de junio y desde la institución no tendrían la intención de extender la cesión o de hacer uso de la opción de compra. Por lo tanto, deberá volver a la Juventus, dueño de su pase, pero su futuro es una incógnita.