La insólita salida del técnico de Valencia antes de visitar al Barcelona

Marcelino fue despedido por conflictos con el dueño Peter Lim en la previa al partido con el Culé. En su ciclo, clasificó dos veces seguidas a la Champions League y fue campeón de la Copa del Rey.

Valencia atravesaba una intensa semana de entrenamientos antes de visitar al Barcelona el sábado por la cuarta fecha de La Liga. Luego de un comienzo irregular, el duelo con el Culé se vislumbraba como la prueba apropiada para determinar la actualidad del equipo. Sin embargo, tres días antes de la expedición al Camp Nou y para asombro de los simpatizantes, el entrenador Marcelino fue despedido y Albert Celades fue designado como reemplazante.

En un escueto comunicado, la institución compartió la decisión y se limitó a agradecerle al técnico por los servicios prestados durante los últimos 24 meses. La determinación no se encuentra sustentada en los resultados deportivos, los cuales superaron las expectativas generadas en el inicio del ciclo, sino en un conflicto entre el asturiano y el propietario del club, Peter Lim, quien fue respaldado por su hombre de confianza, el presidente Anil Murthy.

1

Según informan diferentes medios locales, los problemas entre ambos se remontan al año pasado, pero la gota que rebalsó el vaso fueron las recientes declaraciones públicas de Marcelino, quien expresó su malestar por el mercado de pases del Ché y las escasas inversiones realizadas.

Algunas de las quejas se debieron a los fallidos fichajes de Rafinha y Denis Suárez, que arribaron al Celta de Vigo, la hipotética transferencia del juvenil Kang-in Lee y a la posible salida de Rodrigo al Atlético de Madrid con el torneo ya empezado, algo que finalmente no se produjo.

2

En el seno de la entidad española afirman que el magnate singapurense, quien tendría una fortuna de 2.400 millones de dólares según Forbes, habría considerado las palabras del técnico como una reiterada falta de respeto que no podía ser tolerada. Por ese motivo, optó por destituirlo. El director deportivo, Mateu Alemany, contaría con el mismo final.

Los fanáticos manifestaron su disgusto en las redes sociales y mostraron su apoyo para Marcelino, quien en su etapa consiguió varios logros: clasificó dos veces consecutivas a la fase de grupos de la Champions League y se coronó campeón de la reciente Copa del Rey derrotando al Barcelona en la final y culminando con una sequía de 11 años sin títulos.