Liverpool venció al Tottenham de Pochettino y obtuvo la Champions League

Los dirigidos por Jürgen Klopp se impusieron por 2 a 0 en la final disputada en Madrid. El equipo dirigido por el argentino no logró conquistar el título europeo por primera ocasión.

Los 14 años de espera fueron suficientes para el Liverpool. El recuerdo del milagro de Estambul realizado en 2005 ante el Milan permanecía en el pensamiento de los aficionados. Pero la necesidad de obtener un título de relevancia que volviera a colocar al equipo en los primeros planos a nivel internacional era evidente entre los simpatizantes y los miembros de la institución. El deseo se transformó en realidad en el Wanda Metropolitano de Madrid. Los Reds vencieron 2-0 al Tottenham de Mauricio Pochettino y se proclamaron campeones de la Champions League.

En la primera acción del encuentro se modificaron los análisis realizados con anterioridad a la final. Sadio Mané ingresó al área a los 25 segundos y envió un centro que impactó en el pecho y luego en la mano derecha de Moussa Sissoko. Damir Skomina, el árbitro del duelo, sancionó penal sin revisar la polémica jugada en el VAR. Mohamed Salah, quien hace un año debió ser reemplazado en el primer tiempo de la definición del certamen europeo contra el Real Madrid, se hizo cargo de la ejecución. Con un disparo repleto de potencia y precisión, el extremo egipcio marcó el 1 a 0 para el Liverpool dos minutos después del inicio.

Penal

La ventaja en el marcador les permitió a los dirigidos por Jürgen Klopp replegarse y mantenerse agazapados aguardando los escenarios favorables para contragolpear. Los Spurs se encontraron ante un escenario desfavorable por el resultado en contra y las condiciones de juego. El equipo de Pochettino, cuya hábitat natural radica en los ataques directos, debió hacerse dueño de la posesión de la pelota, pero no encontró los resquicios necesarios para inquietar a la última línea de los Reds que fue liderada, una vez más, por Virgil van Dijk. 

Salah

En el complemento, Mané continuó desequilibrando en ataque. El senegalés inició una acción ofensiva en la mitad de la cancha y, luego de dejar en el camino a dos futbolistas a partir de la velocidad y la gambeta que lo caracteriza, habilitó a Divock Origi. El delantero belga rebotó la pelota para la llegada frontal de James Milner, quien sacó un remate de zurda que se marchó a centímetros del arco defendido por Hugo Lloris. 

La entidad de Londres contó con una doble oportunidad para igualar el marcador. A los 35, Heung Min Son, el futbolista más desequilibrante del equipo, remató desde media distancia y obligó la reacción de Alisson. En la segunda acción, Lucas Moura impactó sin potencia y el arquero retuvo con facilidad el disparo. Cuatro minutos más tarde, el brasileño se erigió como figura y desvió un tiro libre de Christian Eriksen. 

Origi

Liverpool sentenció la final en el momento en el cual los Spurs inclinaban la cancha e imponían su dominio. A los 42, luego de un córner y una serie de rebotes dentro del área, Joel Matip asistió a Origi, quien estableció el 2 a 0 con un remate de zurda y cruzado que ingresó contra el palo izquierdo de Lloris. 

Los Reds conquistaron la sexta Champions League de su historia. Mientras que Klopp culminó con el estigma que lo acechaba luego de haber caído en dos definiciones del torneo europeo. La primera oportunidad fue en 2013 cuando comandaba al Borussia Dortmund y cayó en la final frente al Bayern Munich. Hace un año, dirigiendo al Liverpool, fue derrotado por el Real Madrid. Por su parte, el Tottenham no logró alzar el título por primera ocasión, pero se retiró con la frente en alto y con una ovación de parte de los aficionados para Pochettino y sus dirigidos.