Loco de atar

Luego de perder la oportunidad de ascender a la Premier League, Bielsa aún no define su continuidad en el Leeds y suena como candidato en otros dos equipos europeos.

La continuidad de Marcelo Bielsa en el Leeds United es una incógnita. Luego de caer ante el Derby County en las semifinales de los playoffs de ascenso de la Championship, desde la institución inglesa le manifestaron al entrenador el deseo de que continuara en el cargo. Mientras medita la decisión que asumirá, el técnico suena como candidato en el banco de otras dos instituciones europeas: la Roma y el Celta de Vigo.

La situación contractual del Loco no pasa inadvertida en el Viejo Continente. En caso de haber conseguido el pasaje a la Premier League, el vínculo se hubiera renovado de manera automática. Luego de finalizar tercero en el certamen y de caer en la primera ronda del cuadrangular, la opción no se activó. Sin embargo, el presidente de la entidad del condado de Yorkshire, Andrea Radrizzani, cuenta con la potestad de validar una cláusula que le permite extender el vínculo por una temporada más. De todas maneras, primero aguardarán por la decisión que tome Bielsa.

En la Roma es parte de una terna de tres apellidos que manejan los dirigentes para reemplazar a Claudio Ranieri, quien abandonará el club al culminar la campaña. Además del argentino, figuran Gian Piero Gasperini, de gran actualidad en el Atalanta, y Maurizio Sarri, del Chelsea. En un principio, los dos entrenadores italianos son los favoritos para ocupar el banco del equipo que marcha sexto en la Serie A cuando resta una jornada para el desenlace.

Mientras que en el Celta el panorama es diferente. Luego de haber logrado mantener la categoría, tras una irregular temporada en la Liga, la institución de Galicia deberá definir la continuidad del técnico, Fran Escribá. El deseo del club es que continúe en el cargo debido a que su arribo en el pasado mes de marzo fue fundamental para conseguir la permanencia. En caso de que el español decida dar un paso al costado, Bielsa asoma como potencial sustituto. 

El argentino cuenta a su favor con el hecho de conocer la Liga. Fue responsable del Espanyol entre julio y septiembre de 1998 (luego se marchó a la Selección Argentina) y dirigió al Athletic Bilbao entre 2011 y 2013. En la entidad vasca alcanzó la final de la Europa League (perdió con el Atlético de Madrid de Diego Simeone) y de la Copa del Rey (cayó ante el Barcelona de Pep Guardiola).