Marcos Rojo no desea seguir en el Manchester United y se iría al Everton

El futbolista argentino se encuentra aún más relegado tras el arribo de Harry Maguire, el defensor más caro de la historia, y los Toffees abonarían 27 millones de euros por su pase.

La mediática contratación de Harry Maguire por el Manchester United, que abonó 87 millones de euros por el defensor más caro de la historia, tuvo repercusión en el futuro inmediato de un futbolista argentino. Marcos Rojo se encuentra aún más relegado tras el fichaje del ex marcador central del Leicester y buscaría un nuevo destino para su carrera.

El jugador surgido en Estudiantes de La Plata habría solicitado ser transferido en el último día del mercado de pases en Inglaterra para gozar de la continuidad que no tiene bajo las órdenes de Ole Gunnar Solskjaer. En el horizonte, se vislumbra el interés del Everton por adquirir los servicios del ex Spartak de Moscú

Los Toffees, que durante el receso gestionaron sin éxito con River para comprar el pase de Santiago Sosa, desean incorporar a un zaguero luego de las salidas de Kurt Zouma, quien regresó al Chelsea tras su cesión, y de Phil Jagielka, quien se marchó en libertad de acción al Sheffield United, recién ascendido a la Premier League.

1

Según TalkSport, la negociación se resolvería en las próximas horas, teniendo en cuenta que el TMS en el país británico cierra hoy a las 18, en un importe estimado en 27 millones de euros. En 2014, los Diablos Rojos le desembolsaron 20 millones de euros al Sporting de Lisboa por la ficha del futbolista con pasado en la Selección Argentina.

Rojo, de 29 años, carece de protagonismo ante la presencia del flamante refuerzo Maguire, Victor Lindelöf, Eric Bailly, Phil Jones, Chris Smalling y Axel Tuanzebe, quien volvió a la institución tras su préstamo en el Aston Villa. En la entidad de Liverpool, el panorama es más favorable y disputaría con el colombiano Yerry Mina el último lugar para acompañar en la zaga a Michael Keane.

Las lesiones no le permitieron tener demasiadas oportunidades en la temporada pasada, en la que sólo participó de seis encuentros y completó 254 minutos de juego (además, jugó dos partidos con el equipo de reserva). Desde que arribó a Mánchester, formó parte de 113 compromisos en los que convirtió dos goles y brindó cuatro asistencias (fue amonestados en 27 ocasiones).