Messi podría tener a un nuevo socio uruguayo en el Barcelona

El Culé, además de negociar el fichaje de Griezmann, apunta al delantero Maximiliano Gómez, del Celta de Vigo, para generarle competencia a Luis Suárez.

El Barcelona se encuentra enfocado en lo que será el último partido de la temporada y en el cual dirimirá el título de campeón de la Copa del Rey ante el Valencia de Ezequiel Garay y Facundo Roncaglia. Con la competencia oficial a punto de culminar, en los despachos del Culé ya comienzan a diagramar las altas y bajas del plantel para la nueva temporada. El principal objetivo es el fichaje de Antoine Griezmann, quien anunció que se irá del Atlético de Madrid. Sin embargo, sin importar cuál sea el desenlace de la operación por el francés, desean incorporar a otro delantero para que compita el puesto únicamente con Luis Suárez.

En este sentido, Lionel Messi podría crear una nueva sociedad con otro atacante uruguayo: Maximiliano Gómez. El delantero centro del Celta de Vigo es el apuntado por el Barsa para reforzar una zona donde sólo cuenta con el Pistolero. La entidad catalana ya habría realizado un primer ofrecimiento de 25 millones de euros, pero la institución de Galicia rechazó la propuesta porque la cifra se encuentra lejos de los €50.000.000 establecidos en la cláusula de rescisión del futbolista. Los Celestes accederían a vender al atacante por 40 millones de euros.

Gomez

Gómez, de 22 años, arribó a la Liga en agosto del 2017 luego de que el Celta le abonara €4.000.000 a Defensor Sporting, que aún mantiene el 20% del pase. En sus primeras dos temporadas en el fútbol español, el delantero de 22 años, que se adaptó de inmediato, tuvo un rendimiento destacado al marcar 31 goles en los 75 partidos que disputó. Las actuaciones que exhibió le valieron la convocatoria de Óscar Washington Tabárez para participar con la selección de Uruguay del Mundial de Rusia (jugó dos encuentros).

En el inicio de este año, con el objetivo de otorgarle descanso a Suárez, el Barcelona incorporó a préstamo Kevin Prince Boateng. El rendimiento del ghanés no fue destacado (no marcó goles en cuatro partidos) por lo que no se ejecutará su opción de compra y regresará al Sassuolo, dueño de su ficha. En el nuevo mercado de pases, el Culé buscará un delantero centro de mayor categoría y Gómez es el principal candidato.