Los millones que ingresó San Lorenzo por la venta del Chimy Ávila a Osasuna

El Ciclón recibió una considerable suma de dinero por la transferencia del 50% del delantero, quien en las últimas dos temporadas estuvo cedido en el Huesca y exhibió un buen nivel.

San Lorenzo es consciente de que debe recaudar dinero para compensar los gastos en incorporaciones. En la pretemporada que se lleva a cabo en Punta del Este, Juan Antonio Pizzi observa cómo trabajan junto al plantel los primeros refuerzos de cara al inicio de su segundo ciclo en la institución. Ezequiel Ávila no se presentó a los entrenamientos, pero a la distancia logró satisfacer las necesidades económicas del Ciclón.

La entidad de Boedo vendió el 50% del pase del Chimy al Osasuna a cambio de 2.700.000 euros y brindó cierta holgura a las arcas de la institución. Si el delantero de 25 años cumple con una serie de objetivos deportivos, el club del Bajo Flores ingresará 600.000 euros más.

Además, los equipos pactaron que en caso de que Ávila fuera transferido en el futuro por una cifra superior a los 15.000.000, San Lorenzo recibiría un millón de euros extra. El atacante fue oficializado como refuerzo del conjunto español, donde firmará un contrato hasta el 30 de junio del 2023 y tendrá una cláusula de rescisión de €25.000.000.

1

En medio de un agitado mercado de pases en el rubro de arribos, San Lorenzo recibió una considerable suma de dinero por un futbolista que no ingresaba en los planes a futuro, pero que era pretendido por diferentes instituciones de la Liga, como Getafe, Alavés y Leganés.

Ávila estuvo cedido las últimas dos temporadas en el Huesca. Allí, exhibió un destacado rendimiento y explotó sus mejores cualidades: velocidad, disparo con ambas piernas e inteligencia para moverse dentro del área. En su primera campaña con el equipo de la comunidad de Aragón, marcó siete goles, brindó dos asistencias y consiguió el ascenso a la Primera División.

2

En la máxima categoría del fútbol español, el Chimy se erigió como una de las figuras del plantel y se ganó el cariño de los aficionados, quienes desplegaron banderas y pancartas para intentar convencerlo de que continuara en el club. En la reciente temporada, que culminó con el descenso a Segunda, participó de 34 encuentros y anotó en 10 ocasiones.

El nacido en Rosario tendrá la oportunidad de seguir jugando en la Liga debido a que el Osasuna logró ascender luego de culminar primero en la Liga 1 2 3 con 87 puntos.