¿Nuevo socio para Messi?

El Barcelona desea contratar un delantero de jerarquía que le compita el puesto a Luis Suárez y el elegido es un viejo anhelo: Antoine Griezmann.

El posible final de temporada del Barcelona cambió drásticamente en una semana. El Culé pasó de contar con serias chances de conquistar el triplete a quedar eliminado de la Champions League ante el Liverpool de una manera que no le permitirá disfrutar como en otras ocasiones el título de la Liga y que lo condicionará anímicamente para afrontar la final de la Copa del Rey. Por eso, en la secretaría técnica del equipo inspeccionan en el mercado posibles refuerzos que le otorguen un salto de jerarquía al equipo. En ese sentido, la búsqueda principal se centra en un delantero que pueda competirle el puesto a Luis Suárez y el apuntado es una figura mundial: Antoine Griezmann.

El delantero del Atlético de Madrid de Diego Simeone coqueteó con el Barcelona al final de la temporada pasada, pero decidió continuar en el Colchonero luego de una negociación mediática (anunció que seguía en el club a través de un documental de televisión). Un año después de aquel episodio, el francés, quien fue figura en el título de su selección en el Mundial de Rusia, se habría decantado por abandonar al equipo del Cholo luego de una campaña que no estuvo a la altura de las expectativas (en la Champions League fueron eliminados en octavos de final por la Juventus). 

Pero el atacante de 28 años se habría ofrecido al Barcelona porque considera que en el club catalán tendrá más opciones de conquistar los campeonatos más importantes. Además, la tentación de compartir la delantera con Lionel Messi es un factor que cautiva a Griezmann. De hecho, estaría dispuesto a percibir menos dinero que en el Atleti, donde gana aproximadamente 25 millones de euros al año, para recalar en el Blaugrana.

El modo en que el francés anunció que rechazaba la oferta del Culé y continuaba en Madrid no cayó bien entre los dirigentes y los hinchas del campeón español. Sin embargo, la necesidad de reforzar un puesto donde no hay variantes para Suárez es mayor. La única alternativa al uruguayo es el ghanés Kevin Prince Boateng, quien finaliza su préstamo con el club al final de temporada y volverá al Sassuolo de Italia, dueño de su pase. 

Con este contexto, y la obligación de ser protagonista en todas las competiciones, el Barcelona estaría dispuesto a abonar la cláusula de rescisión de 120 millones de euros que posee Griezmann en su contrato (vence en 2023). ¿Messi tendrá un nuevo socio?