Los nuevos socios para Messi en los que piensa el Barcelona

El Culé continúa con la intención de incorporar a un delantero y los nuevos apuntados son Rodrigo, del Valencia, y Stuani, del Girona. La opción de Griezmann se diluye.

El desenlace de la temporada del Barcelona sembró preocupaciones en los diferentes sectores de la institución. La eliminación en la semifinal de la Champions League frente al Liverpool y la caída ante el Valencia en la definición de la Copa del Rey, generaron que el Culé se haya planteado realizar una gran inversión durante el mercado de pases para reforzar al equipo. El principal objetivo es incorporar a un delantero para que compita u oficie de recambio de Luis Suárez. Es decir, que Lionel Messi podría tener un nuevo socio en el ataque. 

Antoine Griezmann es el elegido por la secretaría técnica y por Ernesto Valverde, que sería ratificado en el cargo de entrenador. Sin embargo, el plantel le cerraría las puertas luego de que hace un año haya negociado con la entidad catalana y, finalmente, se decantó por renovar el contrato con el Atlético de Madrid. Maximiliano Gómez, del Celta de Vigo, fue otro de los apuntados, pero la institución de Galicia se negó a escuchar propuestas. En este panorama, los dos favoritos son Rodrigo y Cristhian Stuani.  

Rodrigo

En caso de que recalara el atacante del Valencia, lo haría para competir con Suárez. El oriundo de Río de Janeiro, que representó a la selección de España en el Mundial de Rusia, marcó 15 goles y brindó 10 asistencias en los 51 encuentros que disputó en la temporada. A sus 28 años, se encuentra en la agenda de varios equipos europeos, entre ellos, el Napoli. El ex futbolista del Real Madrid Castilla tiene contrato con el equipo Ché hasta junio del 2022 y su cláusula de rescisión es de 120 millones de euros. Pero podría ser transferido por una cifra cercana a los 60.000.000 de la misma moneda. 

Stuani

Por su parte, la variante del uruguayo de 32 años sería para ejercer de recambio de su compatriota y compañero en la Celeste. La operación por el delantero del Girona sería más sencilla. Luego del descenso del club, la opción de salida que figura en el vínculo de Stuani se redujo de 15 a siete millones de euros. Por lo tanto, el factor económico no representaría un inconveniente. En el inicio del 2019, el Barcelona se había interesado en el atacante, que anotó en 20 oportunidades en los 34 partidos que jugó en la campaña.