Paulo Dybala, el primer deseo de José Mourinho en Tottenham

Luego de reemplazar a Mauricio Pochettino y de comandar su primera práctica, el entrenador portugués pretende contar con el delantero de la Juventus para revertir el presente adverso de los Spurs.

La era de José Mourinho ya se encuentra en marcha en Tottenham. Luego de reemplazar en el cargo a Mauricio Pochettino, quien fue despedido por el presidente Daniel Levy tras cinco años y medio en el puesto, el entrenador portugués comandó este miércoles su primer entrenamiento y comienza a vislumbrar su debut oficial, que se producirá el próximo sábado cuando visite al West Ham de Manuel Pellegrini.

Una de las exigencias del oriundo de Setúbal para aceptar la propuesta habría consistido en la inversión para reforzar al plantel. En este sentido, según informa el diario inglés The Sun, el primer pedido que realizó fue la contratación de Paulo Dybala en el siguiente mercado de pases para jerarquizar al equipo, que atraviesa un presente adverso en el que ocupa la 14° posición de la Premier League y se ubica a 20 puntos de distancia del líder Liverpool.

1

Desde el comienzo del ciclo de Maurizio Sarri en Juventus, el delantero cordobés, quien el pasado lunes fue titular en el empate de la Selección Argentina ante Uruguay, exhibió un nivel superior al que demostró en la temporada anterior. Hasta el momento, acumula 14 partidos en la campaña, en los cuales convirtió cinco goles (tres por Seria A y dos por la Champions League) y brindó tres asistencias.

En el último libro de transferencias, el nacido en Laguna Larga era una de las prioridades de Pochettino para fortalecer al elenco que venía de ser subcampeón de la Liga de Campeones tras perder ante el Liverpool de Jürgen Klopp. Las negociaciones habían avanzado a fuego lento, pero incesante ante la presión que implicaba el Deadline del certamen inglés.

2

La Vecchia Signora había brindado una respuesta afirmativa a la oferta de 70 millones de euros y los Spurs habían conseguido solucionar el último impedimento, que se relacionaba con los derechos de imagen del futbolista. Sin embargo, la entidad de Turín decidió dar marcha atrás ya que no pretendía vender a la Joya sin antes haber asegurado a un sustituto.

En la actualidad, tras el rendimiento en alza del ex Palermo e Instituto, el Bianconero querría recibir 100 millones de euros por el pase de uno de los socios de Cristiano Ronaldo y Gonzalo Higuaín en el sector ofensivo del defensor del título del torneo italiano. Además, el ex técnico de Chelsea, Real Madrid e Inter, entre otros, también tendría entre su lista de deseos a Gareth Bale (Real Madrid), Kalidou Koulibaly (Napoli) y Bruno Fernandes (Sporting de Lisboa).