De Premier nivel

Agüero y Otamendi se consagraron bicampeones de la liga inglesa con el Manchester City. El Kun marcó un tanto en el 4 a 1 ante el Brighton, que le posibilitó revalidar el título.

El tortuoso camino hacia la meta alcanzó su final. Luego de transitar un recorrido plagado de obstáculos, con alegrías, euforia, decepciones y momentos en los cuales parecían quedar al margen de la carrera, como sucedió en enero tras perder con el Newcastle y encontrarse a siete puntos del Liverpool, el Manchester City retomó el impulso en la última recta y se coronó bicampeón de la Premier League. En condición de visitante, en la costa sur de Inglaterra, los Ciudadanos vencieron por 4 a 1 al Brighton y se quedaron con el título por segunda temporada consecutiva. Sergio Agüero, Aymeric Laporte, Riyad Mahrez e Ilkai Gündogan marcaron para el equipo de Pep Guardiola, mientras que Glenn Murray había puesto en ventaja al local de manera transitoria.

La capitanía del City pertenece desde hace varios años al experimentado Vincent Kompany. En el momento previo a abandonar la cancha, para ser reemplazado por Nicolás Otamendi, el belga se quitó la cinta y la enfundó en el brazo izquierdo de Agüero. Y no es casualidad. Aunque el defensor es el guardián del brazalete, hace varios años que el máximo emblema del equipo es el delantero argentino. Por el fútbol, los goles que lo convirtieron en el máximo artillero en la historia del club y el carismático carácter que lo convirtió en uno de los ídolos favoritos de los hinchas, el Kun es uno de los jugadores más representativos en los 125 años de vida de la institución.

Kun Aguero

Quizás por eso, en la definición de la Premier League más disputada desde que se instauró el actual formato en 1992, Agüero fue uno de los protagonistas de la jornada. El gol de Murray que puso en ventaja al Brighton, y el previo tanto de Sadio Mané para adelantar al Liverpool (que se encontraba un punto por detrás del City) ante el Wolverhampton, le estaba otorgando la gloria al conjunto de Jürgen Klopp y la desesperación se adueñaba del equipo de Guardiola. Sin embargo, el Kun dijo presente y dio el puntapié inicial de la remontada. Luego de que David Silva, uno de sus grandes socios a lo largo de la temporada, lo asistiera de taco, el ex Independiente definió de zurda y entre las piernas de Mathew Ryan para establecer el 1 a 1.

Aguero y Otamendi

Desde entonces, fue una marea celeste que hizo inútil cualquier intento de contragolpear de su rival. Con cada tanto de los Ciudadanos (los de Laporte, Mahrez y Gündogan) aumentaba la desazón del Liverpool, que continúa sin poder conquistar la Premier y que tendrá por delante la final de la Champions League. Los Reds, una vez más, vuelven a quedarse sin gloria a pesar de haber realizado una gran campaña: obtuvieron 97 puntos, los cuales les hubieran permitido ser campeones en todas las ediciones del torneo (a excepción de la temporada pasada, donde el City hizo 100, y la actual) y perdieron tan sólo un encuentro (justamente ante los dirigidos por Guardiola). 

Las 98 unidades del equipo de Agüero fueron producto de 32 victorias, dos empates y cuatro derrotas. Sin embargo, una de las explicaciones del título radica en los 14 triunfos consecutivos que encarriló el City desde el 3 a 1 al Arsenal (el 3 de febrero) hasta el 4 a 1 de hoy ante el Brighton que les permitió revalidar el título.

Campeones

En la campaña hacia el campeonato, Agüero, ratificando el rol fundamental que cumple en el juego, fue el máximo goleador de los Ciudadanos, que obtuvieron su sexto título de liga tras las conquistas de 1937, 1968, 2011, 2014 y 2018. El Kun marcó 21 tantos y quedó a uno de los líderes en ese rubro que fueron Mohamed Salah, Pierre Emerick Aubameyang y Sadio Mané.

Además, el delantero argentino alcanzó su décimo titulo desde que arribó al club inglés (cuatro Premiers League, misma cantidad de Copas de la Liga y dos Community Shield). Además, el próximo sábado podría sumar otra estrella en la final de la FA Cup ante el Watford.