Las primeras medidas de Quique Setién en el Barcelona y la charla con Messi

El nuevo entrenador, que reemplazó en el cargo a Ernesto Valverde, demostró su autoridad desde el comienzo de su ciclo en el elenco catalán y adoptó una serie de determinaciones.

Barcelona comienza a observar cómo se pierde en el olvido la convulsión que generó el proceso directivo que culminó con el despido de Ernesto Valverde, tras la deslucida imagen colectiva que exhibió el equipo en el empate ante Espanyol por La Liga y en la agónica eliminación frente al Atlético Madrid de Diego Simeone en la semifinal de la Supercopa de España.

Luego de que el CEO de la institución, Óscar Grau, y el director deportivo, Eric Abidal, recibieran una respuesta negativa de parte de Xavi Hernández en el cónclave que mantuvieron en Doha, buscaron una alternativa y el elegido fue Quique Setién, quien rubricó un contrato hasta junio de 2022 y se convirtió en el nuevo entrenador del elenco catalán.

El técnico de 61 años, admirador de la filosofía de juego que pregonaba Johan Cruyff, inició su ciclo el último martes. Aunque sólo acumula tres días en el cargo, decidió demostrar la autoridad que posee desde el principio y adoptó una serie de determinaciones que modificaron la rutina del plantel.

1

La primera medida consistió en cancelar el día libre que su antecesor le había brindado a los futbolistas para el miércoles. El argumento del experimentado estratega radica en que deben obtener un rédito de cada jornada disponible para fomentar un conocimiento mutuo entre el cuerpo técnico y el plantel.

Además, el calendario resulta un factor de apremio teniendo en consideración que el próximo domingo el Blaugrana recibirá en el Camp Nou al Granada, en el marco de la fecha 20 de La Liga, con el objetivo de lograr un triunfo que le asegure continuar en la cima de la tabla de posiciones, donde aventaja al Real Madrid por diferencia de goles.

2

Por otro lado, Setién retomará una costumbre que tuvo Luis Enrique durante su primer año al frente del Culé y que no fue del agrado de los jugadores. Se trata de entregar la nómina de convocados el mismo día del partido y no en la jornada anterior, como sucedía hasta el momento.

De esta manera, los futbolistas estarían “obligados” a descansar la noche anterior al duelo debido a que por la mañana participarán de un entrenamiento, donde se ensayarán por última vez los movimientos tácticos, y luego conocerán si son citados para el compromiso.

Otra de las novedades fueron las inclusiones de los delanteros Abel Ruíz y Alejandro Marqués en la práctica de este jueves. Esto se debe a que el técnico pretende analizar el rendimiento de los canteranos para confirmar si decide incorporar a un nuevo atacante que reemplace a Luis Suárez, quien permanecerá inactivo durante cuatro meses por una lesión.

Por último, Setién decidió tener su primera reunión en la entidad con Lionel Messi. La intención del entrenador es convencer al capitán del estilo que quiere establecer para luego forjar un vínculo con el resto del vestuario. Según informa el periódico catalán Mundo Deportivo, el técnico y la Pulga salieron del encuentro riéndose.