Las variantes empleadas por Simeone al perder a sus delanteros

A lo largo de las temporadas, el Cholo sufrió la salida de sus mejores atacantes, pero los reemplazantes estuvieron a la altura y el Atlético jamás dejó de ser competitivo. ¡Mirá los antecedentes!

Las dudas y los temores no son parte del ADN de Diego Simeone. El gen competitivo que posee el entrenador le permite superar las adversidades que se le presentan a lo largo del camino y salir más fortalecido que antes. La partida de Antoine Griezmann, con probable destino en el Barcelona de Lionel Messi, representa un severo dolor de cabeza a la hora de diagramar la próxima temporada del Atlético de Madrid, pero el argentino ya conoce a la perfección la medicina para recuperarse.  

No es la primera oportunidad en la que el Cholo recibe un llamado a la puerta de su despacho y uno de sus delanteros le comunica la decisión de abandonar el club ante una propuesta irrechazable. En diciembre del 2011, el técnico se despidió de Racing y se hizo cargo del Colchonero, que contaba con Radamel Falcao como goleador y máxima figura. Un año y medio más tarde, previo al inicio del curso 2013/14, el atacante colombiano optó por probar suerte en la Ligue 1 y se marchó al Mónaco en una operación de 60 millones de euros. 

Falcao

Con la obligación de reemplazar al jugador surgido en River, Simeone le otorgó un rol protagonista a un joven Diego Costa e incorporó a David Villa desde el Barcelona a cambio de 2.100.000 euros (el club catalán lo había adquirido por 40 millones de euros). Los cambios no podrían haber resultado mejores y el Atlético se consagró campeón de la Liga en aquella campaña. 

A la hora de defender el título, en la temporada 2014/15, Costa fue vendido al Chelsea por €38.000.000 y luego de haber marcado 64 goles en 134 partidos en la entidad española. Además, el Guaje rescindió su contrato y se sumó al New York City, que lo cedió al Melbourne City hasta que comenzara su participación en la Major League Soccer.

Costa

 

Frente a la salida de sus dos principales delanteros, el entrenador argentino realizó una erogación importante de dinero. Primero, fue adquirido Griezmann, quien arribó desde la Real Sociedad por €30.000.000. Luego fue el turno de Mario Mandzukic, que llegó procedente del Bayern Múnich a cambio de 22 millones de euros. Y, finalmente, fue repatriado Fernando Torres, quien se encontraba en el Milan. Una vez más, culminaron el curso con un título al coronarse en la Supercopa de España.

En la 2015/16, la tendencia no se modificó y fue Mandzukic quien se despidió del equipo para sumarse a la Juventus (lo abonó €21.000.000). Pero las incorporaciones en la ofensiva no dieron el resultado esperado. Jackson Martínez se incorporó desde el Porto, pero a los seis meses fue vendido al Guangzhou Evergrande de la Superliga China por €42.000.000. Luciano Vietto, tras una buena temporada en el Villarreal, se sumó a las filas del Rojiblanco a cambio de 20 millones de euros. Sin embargo, el delantero argentino se marchó un año más tarde al Sevilla y comenzó una cadena de préstamos que culminó hace unos días cuando se oficializó su transferencia definitiva al Sporting Lisboa. 

Vietto

Para suplir las mencionadas bajas en el ataque, Kevin Gameiro dejó el Sevilla y firmó con el Colchonero en agosto de 2017. Un año después, Simeone logró atravesar un mercado de pases sin sobresaltos y no sufrió la salida de ninguno de sus delanteros más relevantes. Además, en enero de 2018, logra repatriar a Diego Costa, quien estaba en conflicto con el Chelsea, por 66 millones de euros y cierra la campaña coronándose campeón en la Europa League.

Morata

En el inicio de la actual temporada, que hoy finalizará para el Atleti contra el Levante, el emblemático Niño Torres se marchó al Sagan Tosu de Japón y Gameiro fue transferido al Valencia. Nikola Kalinic, del Milan, fue el elegido para sustituirlos. A comienzos de este año, lograron la cesión de Álvaro Morata, cuyo pase pertenece al Chelsea, hasta junio del 2020. 

Grizi

El próximo receso no será el más tranquilo para Simeone. La confirmación oficial de que Griezmann no vestirá más los colores del Atlético de Madrid, luego de 256 encuentros y 133 goles, revolucionó a la institución. En los pasillos del club hacen eco los nombres de Paulo Dybala, Mauro Icardi, Iago Aspas y Edinson Cavani como posibles reemplazantes.

El Cholo, con la experiencia de años anteriores y la templanza que requiere el momento, describió que el sustituto no debe ser una figura de la elite, sino un futbolista con buen presente y margen de crecimiento, como fue el caso del delantero francés. En este sentido, Joao Félix, mediapunta de 19 años del Benfica, se vislumbra como una opción. Aunque su cláusula de rescisión asciende a los 120 millones de euros. En cualquier caso, el entrenador argentino ya conoce los ingredientes de la cura para sanar las heridas que generan las salidas de sus mejores atacantes.