¿Cómo ha conseguido el Ajax hacer soñar a toda Europa?

Nos ha hecho soñar con un equipo humilde ganando la Champions League

El Ajax ha conseguido algo que hacía años que no pasaba, nos ha hecho soñar con un equipo humilde ganando la Champions League. Esta campaña les hemos visto sorprender y eliminar al Real Madrid de Solari, ser superior a la Juventus y sorprender en todas las apuestas llegando a semifinales. Por desgracia cayeron en semis en contra del Tottenham en una eliminatoria muy igualada, tan igualada que hasta el minuto 96 eran los holandeses quienes se clasificaban para la final, pero en ese minuto Lucas Moura acabó con el sueño del Ajax y de media Europa que iba esa noche con los duendes.

Muchos consideraban imposible que se diese una situación como esta en la era de los fichajes de cien millones de euros, de los jeques y de los fondos de inversión que dominan el fútbol moderno. Han tenido que llegar Erik ten Hag y sus chicos ha recordarnos que el fútbol se trata de ilusión, ganas y esfuerzo y, así, es como el Ajax se ha ganado todos nuestros corazones. Pero ¿cómo ha conseguido un club humilde como los de Ámsterdam derrotar a los titanes del fútbol moderno? Analizamos las razones a continuación.

No son tan novatos como nos pensamos

Para quienes solo hayan visto el fútbol del Siglo XXI, el Ajax no es más que uno de esos equipos que aparecen cada año en la fase de grupos de la Liga de Campeones y que pueden llegar a poner en apuro en un momento dado a uno de los grandes, pero poco más. Lo más probable es que las nuevas generaciones hayan olvidado que los de Ámsterdam son cuatro veces campeones de Europa y dos veces subcampeones. La última vez que la ganaron fue en 1995 y comandados por Louis van Gaal, la copa la levantaron jugadores como Frank de Boer, Edwin Van der Sar, Patrick Kluivert, Edgar Davis, Clarence Seedorf, Marc Overmars o Jari Litmanen entre otros. Destaca aún más la generación que ganó tres años consecutivas entre 1971 y 1973. Fueron dos los entrenadores que dirigieron a esta máquina que gobernó en el fútbol europeo, Rinus Michels y Stefan Kovacs. Sin embargo, el nombre propio de este equipo era el mítico Johan Cruyff, cuyo nombre lleva el actual estadio del Ajax.

De vuelta a la generación actual que tanto nos ha sorprendido esta campaña, muchos parecen haber olvidado que este mismo equipo ya jugó la final de la Europe League de 2017. Algunos de los jugadores que disputaron esa final y que todavía permanecen en el club son Onana, de Ligt, Schone, de Jong, Van de Beek y Dolberg, a quienes se suma Daley Blind que vivió la misma final, pero precisamente desde el otro lado del campo, ya que jugaba en el Manchester United en 2017. A la experiencia de Blind en un grande de Europa se une Klaas-Jan Huntelaar, el toque de experiencia de este club, que ha jugado en Real Madrid, Milán o Shalke 04. Este es precisamente otro de los grandes puntos a favor del Ajax:

Su plantilla la forma el futuro del fútbol, pero a la vez tienen veteranos

Matthijs de Ligt, Donny van de Beek, David Neres, Vaclav Cerny, Kasper Dolberg y, sobre todo, Frenkie de Jong, que jugará la próxima temporada en el Barcelona, son el futuro del fútbol. Lo sabe ten Hag y lo saben los grandes clubes europeos que ya tienen un ojo puesto sobre la nueva generación del Ajax. A estos talentosos jugadores jóvenes se les unen el ya mencionado Huntelaar, Dusan Tadic, clave ante el Real Madrid y viejo conocido de la Premier League, Lasse Schöne, veterano del fútbol holandés, o Daley Blind, con una amplia experiencia en el Manchester United y la selección holandesa. De cara a la próxima temporada el club tendrá que afrontar las más que probables bajas de estos jóvenes, pero visto lo visto, nadie duda que los de ten Hag puedan incorporar a nuevos jóvenes que traigan una nueva generación de éxito al Ajax.

Tienen un estilo único

Todos hemos leído y escuchado a muchas personas decir que este Ajax les ha hecho sentir de nuevo la ilusión por el fútbol y, es que es así, el estilo de los de ten Hag ilusiona a cualquier persona que le guste este deporte. En una época en la que hay un abismo enorme entre los equipos que pueden gastarse un dineral en cada ventana del mercado de fichajes y los mortales, ya nos hemos acostumbrados a que los pequeños clubes jueguen a la defensiva cuando se enfrentan a los titanes del fútbol europeo, buscando un empate o una victoria con un gol que sorprenda a la contra.

Sin embargo, ten Hag representa todo lo contrario a lo que estamos acostumbrados. Este Ajax mira a los gigantes a los ojos y se enfrentan a ellos de tú a tú. A este Ajax solo les vale ganar y les funciona. Cuando se enfrentaron al Real Madrid pillaron a los de Solari totalmente desprevenidos. El argentino esperaba un rival dócil y se encontró con un underdog dispuesto a darlo todo para acabar con ellos y lo consiguieron. La Juventus ya llegó sobre aviso de que los holandeses les iban a jugar de tú a tú y sin miedo, pero aún así no fue suficiente para detener el ímpetu de los de Ámsterdam.

Por desgracia, el sueño tuvo un final ante el Tottenham en semifinales cuando todos soñábamos con esa final en el Wanda Metropolitano entre Ajax y Liverpool. Hubiera sido todo un deleite para los fans del buen fútbol, pero no pudo ser. Ahora solo nos queda ver como suplirán las bajas, si ten Hag continuará en el club y que jugadores incluirán de cara a la próxima temporada. De lo que no cabe duda es que, caiga en el grupo que caiga el próximo año, lo más probable es que el Ajax lo convierta en el grupo de la muerte. Toda Europa ha soñado con el Ajax y ahora es el Ajax el que sueña con superar su actuación de esta temporada en los próximos años.