Florentino Pérez está convencido. Se queda si o si

El jugador se asegura su puesto en el Real Madrid

El joven delantero del Real Madrid, Rodrygo, marcó un triplete en el partido en el que su equipo vapuleó al Galatasaray por 6-0 en casa ayer, dando un paso de gigante hacia la clasificación para la fase eliminatoria de la Liga de Campeones.

El brasileño, de 18 años de edad, adelantó a los 13 veces campeones de Europa en el minuto 4, convirtiendo a dos defensas en el área y disparando al fondo de las mallas para marcar por primera vez en una competición de élite europea. Rodrygo volvió a golpear en la séptima ocasión al rematar un centro de su compatriota Marcelo, completando así el doblete más rápido de la historia de la Liga de Campeones. El Real Madrid no cedió tras su desenfrenada salida y amplió su ventaja en el minuto 13 con un penalti típicamente descarado de' Panenka' del capitán Sergio Ramos.

Karim Benzema marcó su cuarta diana al filo del descanso, lanzó el balón al fondo de las mallas tras otra emocionante jugada de Rodrygo.

Benzema volvió a marcar de cerca en la segunda parte y anotó 50 goles en la Liga de Campeones para su club, por delante del gran Alfredo Di Stefano, el tercer máximo goleador de la selección española en la máxima competición de Europa.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

3 points and first Champions League hat trick, another dream come true! Gloria a Deus 🙌🏾 ⚡️/ 📸- @nogueirafoto

Una publicación compartida de Rodrygo Goes - RG (@rodrygogoes) el

Pero la noche perteneció a Rodrygo, que completó un debut europeo de ensueño en el Santiago Bernabéu completando sus triples en el tiempo añadido, corriendo hacia la portería e intercambiando pases con Benzema antes de entrar en la red.

El Real Madrid es segundo en el Grupo A, con siete puntos en cuatro partidos. Su próximo rival, el París St Germain, es el primero con 12, el Club Brujas el tercero con dos y el Galatasaray el último con uno.

Ayer nació una estrella, aunque ya lo era, pero incluso el propio capitán Sergio Ramos reconoció que había sido el hombre de partido. Y a la hora de asegurar su puesto. Vinicius puede ya echarse a temblar.