Andrada fue desafectado de la Selección Argentina para la Copa América

El arquero de Boca sufrió una lesión en la rodilla derecha en el entrenamiento del jueves y Scaloni convocó en su reemplazo a Juan Musso, del Udinese.

Las alarmas se encendieron en Salvador de Bahía. En el entrenamiento del jueves en el predio del Vitoria, Esteban Andrada sufrió una lesión en la rodilla derecha y fue desafectado de la convocatoria de la Selección Argentina para la Copa América. El entrenador, Lionel Scaloni, debió tomar medidas de emergencia y decidió citar a Juan Musso.

Los médicos del combinado nacional evaluaron la situación del arquero de Boca, pero no pudieron otorgar precisiones sobre el tiempo que le demandará la recuperación de la sinovitis por el importante cuadro de derrame articular. Por lo tanto, el técnico prefirió buscar un reemplazante que se encontrara en óptimas condiciones físicas.

Argentina

La lesión se produjo en una práctica de fútbol reducido. Luego de una pelota detenida, Andrada chocó la pierna derecha con la tibia de Guido Rodríguez y debió abandonar de inmediato el entrenamiento a raíz del dolor que lo aquejaba. Luciano Nicotra, agente del ex Lanús, explicó que cuando le extrajeron líquido de la rodilla al arquero se observó sangre y, como consecuencia, le diagnosticaron alrededor 15 días de recuperación en lugar de cinco, como se había especulado en un principio.

El inconveniente físico no modifica de manera rotunda los planes de Scaloni, quien considera a Franco Armani como el titular en el puesto. Agustín Marchesín será el suplente y el nuevo integrante del plantel, Musso, se encontrará tercero en la consideración del entrenador. El técnico no tuvo dudas a la hora de designar al arquero del Udinese de Italia, surgido en Racing, como sustituto debido a que el reglamento permite hacer modificaciones en la nómina por situaciones extraordinarias hasta 24 horas antes del primer partido (Argentina juega el sábado a las 19).

La noticia de la lesión se trasladó del Salvador a Buenos Aires sin escalas y en cuestión de minutos. La noticia sembró la preocupación en el cuerpo técnico de Gustavo Alfaro. Desde Boca, se contactaron con miembros de la delegación del combinado nacional para conocer los pormenores de la compleja situación del mendocino de 28 años. El temor del entrenador del Xeneize era que Andrada no pudiera estar presente en el duelo de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores ante Atlético Paranaense. Sin embargo, el arquero no tendría inconvenientes para formar parte del encuentro, que se disputará el 24 de julio en Curitiba.