La Conmebol analiza una doble sanción para Messi

El organismo que rige el fútbol sudamericano impondría una suspensión y una multa económica para el capitán de la Selección Argentina luego de sus polémicas declaraciones.

Las declaraciones de Lionel Messi luego de la victoria de Argentina sobre Chile en el partido por el tercer puesto de la Copa América dieron la vuelta al mundo en un segundo. Unos instantes después de que se expresara, sus palabras fueron tendencias en las redes sociales, llegaron a cada grupo de WhatsApp y ocupaban la primera plana en los principales portales del planeta.

Luego de que se produjera un amplio debate moral en torno a los dichos de la Pulga, la Conmebol analiza los pasos a seguir y contempla con seriedad la posibilidad de imponerle un doble castigo al delantero del Barcelona. El punto positivo para el futbolista y la Asociación del Fútbol Argentino es que fue descartada la posibilidad de que le otorgaran una sanción de dos años, como se había especulado durante los últimos días.

A través de su Unidad Disciplinaria, el organismo que rige el fútbol sudamericano podría abrirle un expediente disciplinario a Messi, quien en ese caso se perdería como mínimo dos partidos (uno por haber recibido la tarjeta roja en el duelo contra Chile).

Según el artículo 7 del reglamento disciplinario de la Conmebol, el mensaje de Leo es merecedor de una pena a determinar: “Comportarse de manera ofensiva, insultante o realizar manifestaciones difamatorias de cualquier índole, insultar de cualquier manera y por cualquier medio al propio organismo, sus autoridades y oficiales”.

Además, el capitán de la Selección podría afrontar una multa económica por sus polémicas declaraciones tras la victoria ante la Roja en las que catalogó a la Conmebol de corrupta y de que la Copa América estaba armada para que la ganase Brasil. Una vez que salga a la luz de manera oficial la decisión, el astro del Barcelona tendrá derecho a apelar.

El controversial episodio generó que el presidente de la AFA, Claudio Tapia, volviera a analizar la oferta que le realizó en febrero Aleksander Ceferin, máximo mandatario de la UEFA, para participar de la Liga de las Naciones, donde Portugal se consagró campeón de la primera edición. Desde Zúrich, en las oficinas de la FIFA, la mirada de Gianni Infantino no pierde un detalle de vista.