El rendimiento de Daniele De Rossi en su último partido con la Roma

El volante italiano hará su debut en Boca jugando como titular ante Almagro por la Copa Argentina y volverá a disputar un partido oficial luego de más de dos meses de inactividad profesional.

La ansiedad de los simpatizantes y de los medios de comunicación nacionales e internacionales por observar el debut de Daniele De Rossi en Boca será saciada en las próximas horas. El italiano de 36 años estará incluido por Gustavo Alfaro en la alineación titular que se enfrentará ante Almagro por los dieciseisavos de final de la Copa Argentina y compartirá la zona medular del mediocampo con el juvenil Nicolás Capaldo.

El inminente estreno con el Xeneize culminará con una extensa inactividad en competiciones oficiales. El último partido del experimentado futbolista fue el pasado 26 de mayo. Dicho de otra manera, hace dos meses y 15 días. En aquella ocasión, fue titular en el triunfo 2-1 de la Roma ante Parma por la fecha 38 de la Serie A y significó su despedida de la institución luego de 18 temporadas.

1

El campeón del mundo en Alemania 2006 conformó la pareja de volantes centrales con el joven Lorenzo Pellegrini (una similitud a lo que hará con Capaldo en el Único de La Plata). Como es habitual, ejerció como el mediocampista más retrasado y, de manera constante, se colocaba entre los zagueros de la defensa, el argentino Federico Fazio y Juan Jesus, para comenzar las salidas desde el fondo.

En el inicio del duelo, cuando transcurrían los cuatro minutos, lanzó un centro preciso desde el perímetro derecho del área que conectó de cabeza Javier Pastore, pero el remate careció de dirección y se marchó por encima del travesaño.

2

La tendencia del flamante refuerzo del club de La Ribera fue jugar siempre de primera o controlando la pelota con un único toque. Con frecuencia, buscó filtrar pases que tenían como destinatario principal a Pellegrini, quien ocupaba una posición más adelantada.

En el primer tiempo, no pudo evitar dejar su sello y cometió una dura infracción sobre Fabio Ceravolo en la mitad de la cancha luego de que Pellegrini perdiera la posición en una zona comprometedora, pero no fue amonestado.

3

A los 37’ del complemento, Claudio Ranieri decidió el ingreso de Cengiz Ünder en lugar de De Rossi, quien en su camino hacia el banco fue saludado con gratitud por sus compañeros, los rivales, el juez Paolo Mazzoleni e incluso por el cuarto árbitro, Luca Pairetto.

Una vez consumada la victoria, que fue sentenciada por Diego Perotti a los 44’, se realizó un homenaje en el estadio bajo un intenso manto de lluvia. El volante regresó al terreno con lágrimas cayendo por su rostro, el mismo síntoma que exhibían los fanáticos de los Giallorossi, y fue recibido con una ensordecedora ovación en medio de un sinfín de banderas.

Tras saludar al cuerpo técnico, futbolistas, directivos e integrantes del club, se fundió en un emotivo abrazo con su amigo Francesco Totti. Luego, junto a su familia, dio una vuelta por la cancha para saludar a los espectadores y terminó arrodillándose y besando el suelo del Olímpico, el lugar que funcionó como hogar durante la mayor parte de su vida.

4