River venció por penales a Gimnasia de Mendoza y sigue en la Copa Argentina

En un encuentro complejo, el equipo de Marcelo Gallardo se impuso tras igualar 1-1 en los 90 minutos con los goles de Exequiel Palacios y Renzo Vera. En los octavos de final, se medirá con Godoy Cruz.

El regreso a la competencia oficial le exigió a River un esfuerzo mayor al previsto. En el estadio La Pedrera de Villa Mercedes, ubicado en la provincia de San Luis, el equipo de Marcelo Gallardo venció 5-4 en la definición por penales a Gimnasia de Mendoza, luego de haber igualado 1-1 en los 90 minutos, y avanzó a los octavos de final de la Copa Argentina.

El partido comenzó con el Millonario ejerciendo un intenso despliegue en la mitad de la cancha, el cual fue reproducido por el elenco que milita en la Primera Nacional, que se encuentra afrontando la reconstrucción del plantel con el arribo del nuevo entrenador, Diego Pozo.

Nacho Fernández ejerció de enlace entre los volantes y los delanteros e intentó hallar resquicios para dañar a la defensa a las espaldas del doble cinco del Lobo, que fue conformado por Franco Carrasco e Iván Ramírez, quienes culminaron el primer tiempo amonestados.

A los cinco minutos, el equipo del ascenso contó con la primera aproximación de peligro del encuentro. Luego de que Leonardo Ponzio perdiera la pelota en el perímetro del área, Lucas Carrizo avanzó con libertad y se enfrentó con Germán Lux, quien se erigió en el mano a mano y bloqueó el remate.

Tras superar el sobresalto inicial, los dirigidos por Gallardo se adueñaron del control de juego y sometieron a Gimnasia. La posesión se transformó en un monopolio de River, que aplicaba una enérgica presión post perdida que le permitía recuperar el balón en zonas favorables del terreno de juego.

El dominio de la entidad de Núñez derivó en una oportunidad para abrir el marcador a los 13’. Luego de un tiro de esquina, y tras una serie de rebotes dentro del área, Julián Álvarez disparó a instancias del arco, pero se encontró con la resistencia del arquero Tomás Marchiori y la posterior intervención del defensor Leandro Aguirre, quien despejó sobre la línea.

A los 16’, mientras el Millonario intentaba avasallar a su rival, Ponzio debió ser reemplazado por Nicolás De La Cruz tras sufrir una molestia en el aductor derecho. Gallardo debió modificar el armado de la mitad de la cancha: Enzo Pérez se ubicó como centrocampista y el uruguayo cumplió el rol de interior izquierdo.

River circuló la pelota con velocidad con la premisa de filtrar pases cuando transitaba la zona del mediocampo de Gimnasia, que no encontró la manera de detener los incesantes ataques, pero se mantuvo con una precisa atención en la marca y logró marcharse al descanso con igualdad en el resultado.

En los compases iniciales del complemento, Santiago López desbordó por el sector derecho, ingresó al área y fue derribado desde atrás por Fabrizio Angileri en un desesperado intento por culminar con su avance. El árbitro del partido, Andrés Merlos, no dudo en sancionar penal.

A los 13, Ignacio Morales se encargó de la ejecución y remató al medio, pero Lux logró impedir el tanto bloqueando el tiro con el pie derecho y luego contó con la complicidad del travesaño para evitar la caída de su arco. En el rebote, el delantero de Gimnasia no consiguió rematar con comodidad.

A diferencia de la etapa inicial, el elenco mendocino gozó de espacios para contragolpear y, a los 20’, desperdició una ocasión para finalizar con la paridad reinante. Tadeo Marchiori recibió un pase filtrado a la espalda de Lucas Martínez Quarta y, antes de ingresar al área, lanzó un disparo de zurda que se marchó lejos del poste derecho.  

1

River continuó siendo el dueño de la posesión de la pelota, pero exhibió carencias para generar espacios en los metros finales y poder habilitar a los delanteros, Julián Álvarez y Rafael Santos Borré, quienes quedaron aislados.

Luego de sobrevivir a las dos oportunidades de peligro del equipo del ascenso, y de disminuir la intensidad que ejerció en el primer tiempo, el Millonario abrió el marcador de manera fortuita a los 21’. Benjamín Rollheiser disparó con imprecisión, pero Exequiel Palacios desvió la trayectoria de cabeza, tomó mal posicionado a Marchiori y marcó el 1-0.

2

La euforia por el gol duró sólo cuatro minutos. A los 25’, tras la ejecución de Carrizo de un tiro de esquina desde la derecha, Renzo Vera se liberó de la marca de Javier Pinola y anotó el 1-1 con un remate de cabeza ante la estéril reacción de Lux, quien no intentó interceptar el centro pese a que pasó a instancias de su zona.

La última ocasión del encuentro fue protagonizada por Martínez Quarta, quien lanzó un tiro desde media distancia, pero Marchiori evitó el tanto y extendió el partido hacia la definición por penales para definir al ganador.

3

Luego de que los primeros ejecutantes convirtieran sus disparos, Brian Andrada falló en el cuarto turno al estrellar su remate en el travesaño. El encargado de sentenciar el triunfo del Millonario fue el juvenil Rollheiser con un bombazo que ingresó en el ángulo izquierdo.

River no exhibió un buen nivel y deberá corregir más de un defecto pensando en los octavos de final de la Copa Libertadores. Pero, el esfuerzo que realizó en San Luis tuvo premio y consiguió la clasificación a los octavos de final de la Copa Argentina, donde se enfrentará contra Godoy Cruz.