Los antecedentes de Flamengo jugando finales ante equipos argentinos

El elenco de Río de Janeiro se enfrentó en tres oportunidades frente a instituciones de la Argentina en definiciones por títulos internacional. Repasá cómo le fue en cada una de las presentaciones.

Flamengo accedió a la segunda final de la Copa Libertadores en su historia y dirimirá el título ante River el próximo sábado 23 de noviembre en el Estadio Nacional de Santiago de Chile. Luego de vencer por goleada a Gremio en la semifinal de vuelta (5-0), buscará volver a adueñarse del título tras haberlo hecho por única ocasión en 1981.

El elenco de Río de Janeiro no sólo tendrá el objetivo de proclamarse campeón, sino que también intentará culminar con un récord negativo. ¿De qué se trata? Hasta el momento, disputó tres definiciones internacionales frente a equipos argentinos y en todas fue derrotado.

1

El primer antecedente se remonta a 1995. En el marco de la final de la Supercopa Sudamericana, cayó 2-0 con Independiente en el partido de ida, que se disputó en La Doble Visera de Avellaneda, por los goles de Javier Mazzoni y Cristian Domizzi. Luego, se impuso 1-0 en condición de local, pero el tanto de Romário no le fue suficiente y el Rojo desató una eufórica celebración en el Maracaná.

2

El segundo recuerdo amargo fue contra San Lorenzo y se comenzó a gestar el 12 de diciembre de 2001 en la Copa Mercosur. El empate 0-0 en Brasil, generó que la serie permaneciera inmersa en un escenario de incertidumbre hasta el encuentro decisivo.

Pese a que la revancha estaba pactada para el 18/12, la crisis política, social, económica e institucional que afectaba a la Argentina postergó el duelo para el 24 de enero de 2002. En el Nuevo Gasómetro, igualaron 1-1, con las conquistas de Raúl Estévez para el dueño de casa y Leandro Machado para el visitante, y el capítulo finalizó en los penales, donde el Ciclón ganó 4-3 y alzó el trofeo.

3

El último cruce fue una vez más con Independiente y el desenlace fue idéntico al que se produjo 22 años antes. El 6 de diciembre de 2017, en la final de ida de la Copa Sudamericana que se jugó en el Libertadores de América, los dirigidos por Ariel Holan obtuvieron la victoria 2-1 con las anotaciones de Emmanuel Gigliotti y Maximilano Meza. Mientras que Réver festejó para el Fla.

Una semana más tarde, el 13/12, Lucas Paquetá inauguró el resultado a favor del elenco brasileño e incrementaba las esperanzas, pero Ezequiel Barco intercambió por gol la ejecución de un penal y sentenció el triunfo del Rojo en el marcador global (3-2).