Boca y River reeditan la final de la Copa Libertadores ante el TAS

Comenzó el litigio entre las instituciones por el reclamo que elevó el Xeneize luego de los incidentes previos al partido de vuelta en el Monumental. La audiencia se lleva a cabo en Madrid.

La final de la Copa Libertadores 2018 regresa al centro del debate siete meses después de haberse disputado. Este martes, en las oficinas de la Liga de España, que se ubican en Madrid, inicio el litigio entre Boca y River con la intervención del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS por sus siglas en francés).

Las audiencias son consecuencia del reclamo que realizó el club de La Ribera luego de los incidentes que se produjeron el 24 de noviembre cuando se debía disputar el encuentro de vuelta de la definición del certamen continental. A instancias del ingreso al Monumental, el micro que trasladaba al plantel de Xeneize fue apedreado por simpatizantes del Millonario.

1

El proceso se lleva a cabo en España por una decisión arbitraria de las instituciones debido a que la sede del TAS se encuentra en Lugano, Suiza, y el traslado resultaba más complejo (también cuenta con sedes en New York y Sídney). Los primeros en arribar al edificio Murano fueron los abogados que representan a las respectivas partes y los siguieron las autoridades pertinentes de la Conmebol.

Daniel Angelici, llegó a las oficinas en taxi y, unos instantes más tarde, fue el turno de Rodolfo D’Onofrio. Los directivos no participarán activamente durante el proceso ya que tomarán la palabra los defensores legales.

2

Boca exige que le otorguen el título de la Copa Libertadores que perdió en el terreno de juego del Santiago Bernabéu por las agresiones que derivaron en la suspensión del partido y la posterior reprogramación.

Además, pretende una indemnización económica, que rondaría los 15 millones de dólares, equivalente a los premios de la final, la participación en el Mundial de Clubes y la Recopa Sudamericana.

River, por su parte, se desliga de la responsabilidad de los sucesos ocurridos y ratifica que la falta fue de parte del Ministerio de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, que observó la renuncia del entonces ministro, Martin Ocampo, quien asumió la culpa por las fallas en el operativo.

El Tribunal es presidido por el italiano Massimo Coccia, quien fue designado por el TAS, y es acompañado por el chileno Juan Pablo Arriagada, elegido por Boca, y el suizo András Gurovits, nombrado por River.