Las claves del cónclave Conmebol-UEFA y el malestar que generó en FIFA

Este miércoles, en Nyon, las autoridades de las dos confederaciones se reunieron sin representantes del ente que rige el fútbol mundial y acordaron una serie de proyectos sin precedentes.

En la mañana de este miércoles, se llevó a cabo una cumbre histórica en la sede del ente que rige el fútbol europeo, la cual se encuentra localizada en Nyon. El Consejo de la Conmebol y el Comité Ejecutivo de la UEFA se reunieron en la ciudad suiza y firmaron la renovación del Memorando de Entendimiento, que había sido modificado por última ocasión en 2012.

La nueva acta posee como objetivos primarios fomentar el desarrollo y el crecimiento del fútbol en ambos continentes. El método para lograrlo es llevar a cabo una serie de actividades relacionadas con la educación y formación del arbitraje, la promoción del fútbol base, juvenil y femenino, la organización de competiciones masculinas, femeninas, juveniles y de futsal, el impulso del marketing y la responsabilidad social, y la promoción de la seguridad, protección y principios éticos.

1

El cónclave fue liderado por Aleksander Ceferin y Alejandro Domínguez, presidentes de UEFA y Conmebol, respectivamente. El máximo dirigente de la Asociación del Fútbol Argentino, Claudio Tapia, y el secretario ejecutivo de presidencia de AFA, Pablo Toviggino, estuvieron presentes. Además, asistió el argentino Gonzalo Belloso, quien es el secretario general de la Confederación Sudamericana de Fútbol.

La sociedad estratégica que formaron las dos confederaciones generó una señal de alarma en FIFA. El organismo que dirige el fútbol mundial no fue invitado al encuentro entre los representantes de Europa y Sudamérica y sus directivos, encabezados por el mandatario Gianni Infantino, consideran el accionar como una actitud separatista.

2

Los órganos rectores decidieron crear cuatro comités en conjunto que se encargarán de centrarse en cuatro asuntos: arbitraje, competiciones, desarrollo y fútbol femenino. En cuanto al primer apartado, se pondrá en marcha un programa de intercambio de árbitros que les permitirá a los jueces de ambas organizaciones ser nombrados para supervisar los partidos internacionales en el continente del otro.

La misión es que los oficiales adquieran mayor experiencia en certámenes donde jamás se desempeñaron. En este escenario, un equipo de árbitros de UEFA podría ser designado para dirigir en la fase de grupos de la Copa América 2020 y sucedería lo mismo a la inversa: autoridades sudamericanas estarían al mando de compromisos correspondientes a la primera fase de la Eurocopa, que también se disputará este año. Además, se producirán intercambios similares entre la Champions League/Copa Libertadores y la Europa League/Copa Sudamericana.

3

En el marco de las competiciones, se discutió la posibilidad de organizar duelos internacionales entre los dos continentes, los cuales abarcarían diversas edades y estarían destinados a hombres y mujeres. Por otro lado, no se descarta la opción de volver a jugar la antigua Copa Intercontinental, que enfrentaba al campeón de la Libertadores y la Champions League.

Otro de los fines que tendrán los comités será trabajar de manera estrecha en un programa de desarrollo de futbolistas jóvenes de élite. La intención será preparar a los jugadores para carreras profesionales en sus respectivos países y en el extranjero. En sintonía, buscarán mejorar los entrenamientos y generar un crecimiento de las redes de cazatalentos nacionales.

Un punto que suscita interés en ambas entidades es la progresión del fútbol femenino en los últimos años. Conmebol y UEFA pretenden continuar por el mismo sendero y acordaron trabajar en conjunto para el desarrollo en esta rama en las diferentes asociaciones y cooperar para fomentar el aspecto comercial.