De La Cruz, con pedido de captura en Paraguay antes del River-Cerro Porteño

El volante del Millonario fue detenido y debió declarar ante la Fiscalía por un incidente que protagonizó cuando jugaba para Liverpool de Uruguay en la final de la Copa Libertadores Sub 20 de 2016.

River vivió una mañana convulsionada en la antesala al encuentro de vuelta con Cerro Porteño por los cuartos de final de la Copa Libertadores, que se disputará el jueves en el estadio La Nueva Olla. La Policía de Paraguay se trasladó al hotel de la concentración del Millonario y efectuó la detención de Nicolás De La Cruz.

El futbolista del elenco de Marcelo Gallardo contaba con pedido de captura en aquel país por unos incidentes que protagonizó el 14 de febrero de 2016 luego de la derrota 1-0 de Liverpool de Uruguay, donde actuaba por entonces, ante San Pablo en la final de la Copa Libertadores Sub 20, en la que fue expulsado.

1                                                                                                                    Crédito: Diario Olé

El volante, junto a sus compañeros Nicolás Cáceres, Santiago Laport, Emmanuel González y Lautaro De Amores, habrían agredido a dos integrantes de la fuerza policial local, el suboficial primero Fabián Olmedo y al oficial primero Fernando de Vooght en los pasillos del estadio Defensores del Chaco. Sin embargo, no hay imágenes del episodio en cuestión.

El regreso del jugador a Paraguay para participar del compromiso continental derivó en que el fiscal Juan Carlos Ruíz Díaz emitiera la orden de aprehensión para el mediocampista, quien acompañado por el presidente Rodolfo D’Onofrio ya declaró ante la Justicia por la causa caratulada como “Resistencia a la autoridad”.

2

El siguiente paso del procedimiento será trasladar a De La Cruz al Tribunal de Garantías y allí quedará a disposición del juez Alcides Corbeta, quien fue el encargado de decretar la Rebeldía del uruguayo. El acta de imputación, que se redactó días después del partido, relata que golpeó con una patada a la altura del torax a uno de los oficiales. Luego, el 6 de diciembre de 2016, se expidió el pedido de captura.

En diálogo con TyC Sports, Corbeta reveló que él dictará la determinación de la causa del futbolista, quien podría recibir, como máximo, una condena de dos años de prisión o una multa económica. Al igual que en la Argentina, como se trata de un delito menor a tres años es excarcelable.

Además, el juez explicó que no se realizó una orden de detención internacional ya que se trata de una falta menor que no ameritaba el pedido de extradición. Diego Tuma, abogado del jugador, expresó en el citado medio que deben comprobar que no existe un peligro de fuga. En River, confían en que De La Cruz pueda ser de la partida en el enfrentamiento con Cerro Porteño.