Garras de Oso

Con un gol agónico de Pratto, en la última jugada del partido, River, que no tenía chances de finalizar primero del grupo, igualó 2 a 2 con el Inter de Porto Alegre.

En el Monumental no había mucho en juego. Internacional de Porto Alegre arribó al Monumental con el primer lugar del Grupo A de la Copa Libertadores asegurado. Mientras que River, ya clasificado a los octavos de final, sólo podía aspirar a lograr un triunfo que le permitiera culminar mejor colocado en la tabla de los equipos que finalizaron segundos en sus respectivas zonas. De hecho, ambos reservaron a varios de sus habituales titulares. Sin embargo, disputaron el encuentro con gran carácter y a un ritmo frénetico que mantuvo en vilo a los hinchas hasta el desenlace. Finalmente, igualaron 2 a 2, con un doblete de Rafael Sóbis para el conjunto brasileño y Julián Álvarez y Lucas Pratto, de manera agónica, para el local.

Marcelo Gallardo le otorgó la oportunidad de sumar minutos a futbolistas que no suelen ser titulares en el Millonario. Como son los casos de Camilo Mayada, quien tendría la intención de abandonar el club cuando finalice la temporada, Luciano Lollo y Cristian Ferreira. Álvarez, quien también tuvo la chance de sumar minutos de juego desde el inicio, puso en ventaja al Millonario a los 35 minutos de la primera parte (estaba en off side) al elevar la pelota por encima del arquero Marcelo Lomba luego de recibir la asistencia de Exequiel Palacios. 

El autor del tanto se vio beneficado por la falta de delanteros a disposición a raíz de las lesiones de Ignacio Scocco y Matías Suárez y por la suspensión de Rafael Santos Borré (en el banco de los suplentes, el único atacante era el extremo Jorge Carrascal, quien ingresó a los 30 minutos del complemento). En un principio, el juvenil de 19 años no iba a ser de la partida ante el Inter porque debía viajar rumbo a España con la Selección Argentina Sub 20. Pero el entrenador Fernando Batista le otorgó un permiso especial para partir el viernes y continuar con la preparación para el Mundial Sub 20 y, finalmente, el Muñeco logró contar con Álvarez, quien anotó su segundo gol en Primera.

Álvarez marcó el 1 a 0.

Con la ventaja en el marcador, River inquietó con los constantes moviemientos de Lucas Pratto y sometió al conjunto de Brasil. Sin embargo, el equipo visitante se encontró con el empate cuando sólo había generado escasas ocasiones de gol: Rafael Sóbis, con un remate lejano, convirtió a los 44' el 1-1 con el cual se marcharon al entretiempo. Nuevamente, el experimentado delantero de 33 años, aprovechó la sanción de un dudoso penal del árbitro Piero Maza y anotó el 2-1 a los 14' de la segunda parte.

El equipo de Gallardo sacó a relucir su carácter, y con el orgullo dañado, fue en busca del empate, que llegó a través de una acción insólita: en la última jugada del partido, cuando transcurría el tercer minuto de los cuatro añadidos por el juez central, el arquero Lomba, quien al igual que Franco Armani demostró inseguridades a lo largo del encuetro, intentó controlar un centro luego de que la pelota picara, pero le obsequió un rebote a Pratto, quien estaba al acecho y marcó el 2 a 2 definitivo. El Oso, una de las figuras de la noche, anotó su segundo gol en la actual edición de la Libertadores y ambos fueron ante el Inter.

Con la mente enfocada en el duelo del sábado ante Atlético Tucumán por los cuartos de final de la Copa de la Superliga, River espera por rival en los octavos del certamen internacional, en el cual defiende el título. Boca, en caso de finalizar primero en su grupo, es uno de los posibles equipos que podría tocarle al Millonario en el sorteo de la siguiente fase.