Los negativos antecedentes de River en el Monumental de Lima

El Millonario visitó en dos oportunidades el estadio que se encuentra en la capital de Perú y que, el 23 de noviembre, albergará la final de la Copa Libertadores entre el elenco de Núñez y Flamengo.

Más de cuatro horas de reunión, discrepancia de opiniones y una decisión que alteró por completo la logística realizada en un año. La Conmebol confirmó que la sede de la final de la Copa Libertadores entre River y Flamengo se trasladó del Estadio Nacional de Santiago de Chile al Monumental de Lima y se disputará el sábado 23 de noviembre, a las 17.00.

La modificación del escenario revive recuerdos adversos para el Millonario, que visitó en dos oportunidades el terreno que se encuentra localizado en la capital de Perú y no consiguió adueñarse de los tres puntos. De hecho, en ambas ocasiones regresó a la Argentina tras haber sido derrotado.

La primera expedición se llevó a cabo el 13 de febrero de 2008 por la primera fecha del Grupo 5 de la Libertadores de aquel año y el equipo que por entonces dirigía Diego Simeone, y que contaba con Leonardo Ponzio en el plantel, perdió 2-0 ante Universidad San Martín de Porres.

Más tarde, el elenco de Núñez enderezó el rumbo y, con 18 puntos, culminó en la primera posición de la zona, que también era compuesta por América de México y Universidad Católica de Chile. Luego, sería eliminado por el San Lorenzo de Ramón Díaz en los octavos de final.

El segundo antecedente se produjo en la edición posterior del certamen continental. El 5 de marzo de 2009, en el marco de la segunda jornada del Grupo 3, cayó 2-1 frente al mismo rival (el gol del descuento lo marcó Radamel Falcao). En ese partido, Jorge Borelli debió sustituir en la dirección técnica a Néstor Gorosito, quien se ausentó por problemas personales.

Además, Marcelo Gallardo estuvo en el banco de los suplentes y reemplazó a Nicolás Domingo a los 16 minutos de la segunda etapa. Finalmente, River acabaría en el tercer lugar, por detrás de Nacional de Uruguay y el propio Universidad San Martín, y no lograría la clasificación a la siguiente ronda.

Sin embargo, tuvo una experiencia positiva en las categorías juveniles. La división Sub 20 del Millonario, que tenía a Éder Álvarez Balanta, Augusto Solari y Matías Kranevitter, entre otros futbolistas destacados, se proclamó campeón de la Libertadores 2012 en el Monumental de Lima.