River eliminó a Boca y clasificó a una nueva final de la Copa Libertadores

En La Bombonera, el Millonario perdió 1-0 por el gol de Jan Hurtado, pero obtuvo el pasaje por la victoria 2-1 en el resultado global y dirimirá el título en Chile ante Flamengo o Gremio.

En La Bombonera, Boca derrotó 1-0 a River en la semifinal de vuelta de la Copa Libertadores, pero los dirigidos por Marcelo Gallardo obtuvieron el pasaje a la final del certamen continental como consecuencia de la victoria 2-1 en el resultado global.

Desde los primeros movimientos del partido, el Xeneize exhibió una vocación ofensiva mayor a la que presentó en ocasiones anteriores por la imperiosa necesidad de hallar un gol con velocidad para fortalecer el aspecto anímico e incrementar las esperanzas de cimentar la remontada.

Los laterales del elenco de La Ribera, Julio Buffarini y Emmanuel Mas, se proyectaron de manera simultánea para generar sociedades con los volantes externos Eduardo Salvio y Alexis Mac Allister, respectivamente. Una vez que perdía la posesión de la pelota, el local ejercía una intensa presión para recuperar la tenencia lo más rápido posible.

La postura del rival derivó en que los delanteros del Millonario, Rafael Santos Borré y Matías Suárez, permanecieran en posiciones de ataque cuando su equipo no contaba con el balón para llevar a cabo duelos individuales con los marcadores centrales rivales, Lisandro López y Carlos Izquierdoz, en los contragolpes.

1

El conjunto de Gustavo Alfaro fue el encargado de crear la primera oportunidad de peligro del encuentro. Cuando transcurrían los nueve minutos, Mac Allister ejecutó un tiro libre desde el sector derecho, cuya trayectoria fue desviada por Javier Pinola y Agustín Almendra, y Ramón Ábila remató de zurda y desviado en el segundo palo.

A los 21’, se produjo una de las acciones polémicas del duelo. Luego de una nueva falta a cargo de Mac Allister, Salvio conectó en la zona derecha del área y estableció el 1-0. Sin embargo, el árbitro Wilton Sampaio anuló el gol por una previa mano de Almendra.

Con el transcurso del enfrentamiento, River se adueñó de la iniciativa y consiguió comenzar las jugadas con una salida pulcra desde el fondo mediante la vía terrestre, lo cual le permitió progresar en el terreno y encontrar a Ignacio Fernández y Nicolás De La Cruz en sectores dañinos del campo.

2

Como contrapartida, y tras haber efectuado un requerido desgaste físico en los primeros compases, Boca replegó las líneas en su territorio para no conceder resquicios y realizar contras con el objetivo de colocar en posiciones amenazantes a Ábila, Salvio y Carlos Tevez.

En el ocaso del primer tiempo, el Xeneize demostró una reacción futbolística y gozó de una fluida circulación de la pelota que impidió las respuestas rivales. De todos modos, volvió a coquetear con la apertura del resultado a partir de otra ocasión detenida.

A los 44’, Mac Allister lanzó un córner desde la derecha que fue impactado de cabeza por Almendra y, en el intento de desactivar el disparo, Enzo Pérez despejó de manera defectuosa y obligó la reacción de Franco Armani, quien debió enviar el balón a un nuevo tiro de esquina.

3

En el complemento, con el reloj como principal enemigo, el local se asentó en campo rival e inquietó de manera frecuente con centros laterales, en especial de Buffarini, al corazón del área que contaban como principal destinatario a Wanchope, quien obligaba a los zagueros a retroceder cada vez más cerca de Armani.

Con la tranquilidad que brindaba la ventaja en el marcador global, el visitante se replegó para no conceder facilidades defensivas y apostó por los ataques verticales para sentenciar la historia. En este panorama, cuando recuperaba la posesión, ensayaba envíos frontales y sin escalas hacia Borré y Suárez, el mismo escenario de los primeros minutos del compromiso y en el que Izquierdoz y López se erigieron como bomberos que apagaron reiterados incendios.

La progresión del partido incitó a Alfaro a efectuar dos modificaciones para disputar sus últimas cartas: Mauro Zárate y Jan Hurtado reemplazaron a Almendra y Ábila, respectivamente. Justamente el delantero venezolano fue el encargado de incrementar la ilusión del dueño de casa.

3

A los 35’, Boca consiguió abrir el resultado mediante su argumento ofensivo primario. Luego de un tiro libre desde la derecha de Mac Allister, López se impuso en el duelo aéreo, cabeceó hacia el medio y propició la aparición de Hurtado, quien empujó la pelota al fondo de la red y convirtió el 1-0.

Pese a la incesante búsqueda por el tanto que le hubiera permitido forzar la definición por penales, Boca no pudo obtener un rédito de la última chance de la que gozó. A los 43’, tras una falta ejecutada por Zárate, Mas remató de cabeza en el segundo palo, pero el disparo se fue a instancias del poste derecho.

River resistió los arrebatos finales y selló la clasificación a su segunda final consecutiva del torneo continental, la cual se disputará en el Estadio Nacional de Santiago de Chile y donde deberá defender el título obtenido el pasado año en el Santiago Bernabéu ante el ganador de la serie entre Flamengo y Gremio.

4

Formaciones:

Boca: Esteban Andrada; Julio Buffarini, Lisandro López, Carlos Izquierdoz, Emmanuel Mas; Eduardo Salvio, Iván Marcone, Agustín Almendra (ST 15’ Mauro Zárate), Alexis Mac Allister (ST 36’ Sebastián Villa); Carlos Tevez y Ramón Ábila (ST 16’ Jan Hurtado). Entrenador: Gustavo Alfaro.

River: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Javier Pinola, Milton Casco (ST 26’ Paulo Díaz); Enzo Pérez; Ignacio Fernández, Exequiel Palacios, Nicolás De La Cruz; Rafael Santos Borré (ST 22’ Lucas Pratto) y Matías Suárez (ST 36’ Ignacio Scocco). Entrenador: Marcelo Gallardo.

Gol: ST 35’ Jan Hurtado (BOC).

Amonestados: PT 47’ Alexis Mac Allister (BOC). ST 8’ Iván Marcone (BOC), 10’ Ignacio Fernández (RIV), 27’ Carlos Tevez (BOC), 34’ Enzo Pérez (RIV), 43’ Paulo Díaz (RIV), 44’ Ignacio Scocco (RIV) y 47’ Lucas Martínez Quarta (RIV).

Árbitro: Wilton Sampaio (Brasil).

Estadio: La Bombonera.