¿Se va de Boca? Gustavo Alfaro sembró dudas acerca de su continuidad

Luego de la eliminación ante River en la Copa Libertadores, el entrenador planteó una interrogante sobre su futuro, el cual estará ligado a los resultados de las elecciones presidenciales del club.

Gustavo Alfaro sufrió una de las eliminaciones más duras de su carrera. El triunfo ante River en La Bombonera por la mínima diferencia (1-0) en la semifinal de vuelta de la Copa Libertadores no fue suficiente para Boca, que no consiguió el pasaje a la final del certamen continental y volvió a padecer en manos de su eterno rival como consecuencia de la derrota en el resultado global (2-1).

Pese a que es líder de la Superliga, junto a Argentinos Juniors, la continuidad del entrenador se convirtió en objeto de debate luego de no haber obtenido uno de los lugares en la definición por el título, lo cual consistía en el objetivo primario del Xeneize en la temporada.

1

De hecho, en la conferencia de prensa posterior al Superclásico, el propio técnico sembró una cuota de incertidumbre acerca de su futuro en el cargo. "Me siento orgulloso de haber estado en Boca y es lindo ser hincha de Boca. No todos tienen la dignidad del hincha de Boca. Quiero terminar de la mejor manera posible estos partidos y después irme a mi casa y recuperar mi vida. Fue la derrota más inesperada, más dolorosa, pero me siento orgulloso ", expresó en un tono de despedida.

El contrato de Alfaro finaliza en diciembre y coincide con el mes en el que se celebrarán las elecciones presidenciales de la institución. Ante la imposibilidad de que el actual mandatario, Daniel Angelici, pueda volver a presentarse en los comicios, la nueva comisión directiva asumirá la responsabilidad de decidir el destino del oriundo de Rafaela.

2

Además, en sintonía con el resto de sus declaraciones, reveló que dos meses atrás el director deportivo de la entidad de La Ribera, Nicolás Burdisso, le ofreció renovar su vínculo. Sin embargo, declinó la posibilidad ya que considera necesario que primero se resuelva el sufragio que definirá al conductor del club.

"La institución tiene que dirimir elecciones de acá a fin de año. Cuando hace un mes y medio, dos meses, Burdisso me habló de renovación, yo le dije que no correspondía. Más allá de que pasara o no pasara. Cuando estás cómodo, una charla puede durar 5 minutos. Este era un tiempo de abocarnos al trabajo”, concluyó el entrenador.