Independiente del Valle, la pesadilla de los equipos argentinos

El elenco ecuatoriano eliminó al Independiente de Beccacece en los cuartos de final de la Copa Sudamericana y se suma a las gestas históricas obtenidas en la Libertadores 2016 ante River y Boca.

Independiente padeció los efectos de la altura en el Olímpico Atahualpa de Quito y fue eliminado en los cuartos de final de la Copa Sudamericana tras caer por 1-0 ante Independiente del Valle. El elenco del español Miguel Ángel Ramírez obtuvo la victoria por el gol anotado por su compatriota Dani Nieto y avanzó a la semifinal gracias al valor del tanto que convirtió en condición de visitante en el Libertadores de América (2-2 el resultado global).

El triunfo le permitió al equipo ecuatoriano erigirse como un auténtico verdugo para los clubes argentinos. La clasificación conseguida ante el Rojo fue una demostración más del nivel que comenzó a exhibir en el plano internacional hace algunos años. En la Copa Libertadores 2016 comenzó a transitar un camino sin precedentes en la historia de la institución.

1

En los octavos de final, debió enfrentarse ante River, campeón de la última edición del certamen. Como local, se impuso 2-0 y dio el primer paso hacia la siguiente ronda. En el Monumental, resistió los constantes avances del Millonario y, pese a perder 1-0, accedió a los cuartos.

Luego de vencer a los Pumas de la UNAM de México, fue el turno de medirse ante otro de los denominados equipos grandes de la Argentina. En la semifinal de ida, derrotó 2-1 a Boca en Ecuador y consumó la gesta con un 3-2 en La Bombonera. En la final, cayó ante Atlético Nacional de Colombia.

2

En la actual edición de la Sudamericana, continuó con la tendencia y dejó en el camino en la primera fase a Unión. Luego de perder 2-0 en Santa Fe, remontó la serie en el Atahualpa con el mismo resultado y pasó de instancia a través de la definición por penales.  

En la Libertadores 2018, no pudo con el Banfield de Julio César Falcioni y fue eliminado en la segunda fase previa del torneo continental. Dos sendos empates, 1-1 en el sur del Gran Buenos Aires y 2-2 en Quito, sentenciaron el destino del Negriazul. De todas maneras, mantuvo el invicto como local.

Además, en la primera ronda de la Libertadores 2015, fue superado por Estudiantes de La Plata, pero se hizo fuerte en su estadio y ganó por 1-0 en la ida. Mientras que en el segundo cotejo padeció un 0-4.