El motivo por el que Dani Alves es el futbolista más barato de la historia

El lateral derecho utilizó una llamativa expresión para definirse en su presentación como nuevo jugador del San Pablo, donde fue recibido por 40.000 espectadores en el Morumbi.

Dani Alves desató la locura en el Morumbi. Luego de un multitudinario recibimiento en el aeropuerto, fue presentando a los 36 años como nuevo refuerzo del San Pablo en medio de fuegos artificiales y ante las expectantes miradas de los 40.000 simpatizantes que colmaron las tribunas del mítico estadio.

El lateral derecho, quien firmó un contrato hasta el 31 de diciembre del 2022, fue acompañado por glorias recientes de la institución como Kaká, Luis Fabiano, Diego Lugano, Raí y Hernanes, quien aún forma parte del plantel actual. En un emotivo acto, el defensor se definió como el jugador más barato de la historia. Pero, ¿por qué utilizó esa expresión?

Resulta que, pese a ser el futbolista con más títulos de todos los tiempos, sus transferencias no demandaron una considerable erogación de dinero para los clubes que lo ficharon. De hecho, la gran mayoría lo adquirió gratis y sólo debieron invertir para cubrir los costos del vínculo.

1

Hasta el momento, en sus 18 años como profesional, las ventas del oriundo de Juazeiro acumulan 36.550.000 euros. Sevilla y Barcelona fueron los únicos equipos que abonaron para contar con sus servicios. En 2002, la entidad de Andalucía, le pagó 500.000 euros al Bahía para sumarlo a préstamo por cinco meses. Al finalizar la cesión, desembolsó 550.000 euros para hacerse propietario del pase.

Luego de cinco temporadas y media en Nervión, donde alzó cinco trofeos, el Culé pagó 35.500.000 euros y lo integró al plantel de Pep Guardiola. En Cataluña, logró crear una sociedad antológica con Lionel Messi, se erigió como el mejor en su posición y se proclamó campeón en 23 ocasiones.

En 2016, culminó la extensa aventura en España y decidió no renovar el contrato. Con el pase en su poder, Alves recaló en Turín y vivió una efímera experiencia de sólo un año en la Juventus. La estancia fue suficiente para conquistar la Serie A y la Copa Italia, además de ser subcampeón de la Champions League.

2

Tras rechazar una oferta del Manchester City, volvió a emigrar en libertad de acción y quien le abrió las puertas fue el Paris Saint Germain. Thomas Tuchel le sacó rédito a la polifuncionalidad del brasileño y lo utilizó como lateral, volante y extremo derecho. En Francia, permaneció durante dos temporadas y ganó seis títulos nacionales.

Luego de quedar libre, y de ser elegido por la Conmebol como el mejor futbolista de la Copa América que conquistó el elenco de Tite, el jugador más ganador de este deporte regresó a su país natal 17 años después de su partida para cumplir el sueño de vestir la camiseta del club que siempre lo apasionó. Al final, tiene razón: es el más barato de la historia.