La peor noticia: Pablo Hernández sufrió la rotura de ligamentos

El volante se lesionó en el desenlace del primer tiempo en la victoria 2-1 de Independiente ante Independiente del Valle por la Copa Sudamericana. La recuperación le demandará entre seis y ocho meses.

El agónico triunfo de Independiente 2-1 ante Independiente del Valle por el partido de ida de los cuartos de final de la Copa Sudamericana brindó una noticia negativa para Sebastián Beccacece. La institución confirmó que Pablo Hernández sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda y no regresará a los terrenos de juego hasta el próximo año.

La acción que derivó en la lesión del mediocampista tucumano, que representa a la selección de Chile, se produjo a los 47 minutos de la etapa inicial. En una desafortunada jugada, el volante acabó tendido en el campo tras intentar presionar a Cristian Pellerano en el mediocampo.

1

Pese a que completó el primer tiempo, se marchó hacia los vestuarios con síntomas de dolor y generó la preocupación del cuerpo técnico. No logró salir a la cancha en el complemento y debió ser reemplazado por Pablo Pérez. “Tras realizarse los estudios correspondientes, se confirmó que sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. Será intervenido quirúrgicamente”, detalló el parte médico oficial de la entidad de Avellaneda.

El Rojo padece una baja sensible para el compromiso de vuelta ante el equipo ecuatoriano, que será el martes 13 de agosto en el estadio Olímpico de Atahualpa. Luego de variar los esquemas, Beccacece deberá decidir qué sistema táctico utilizará para la revancha y quién ocupará el lugar del centrocampista, que afrontará una recuperación de entre seis y ocho meses.

2

El entrenador no podrá contar con la última incorporación, Lucas Romero, quien no pudo ser incluido en la lista de buena fe para los cuartos de final. El ex futbolista de Vélez y Cruzeiro, podrá participar en la Superliga y de una hipotética llave de semifinal del certamen continental.

En marzo del 2016, durante su etapa en el Celta de Vigo, padeció una lesión en el ligamento lateral interno de la rodilla derecha luego de la derrota 7-1 frente al Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Además, fue víctima de una serie de desgarros en su ciclo en España. En esta ocasión, tendrá que superar el inconveniente físico más grave de su trayectoria como profesional.