Boca extendió su presente positivo y derrotó 4-1 a Godoy Cruz en Mendoza

En el inicio de la Copa Superliga, con algunas variantes en la alineación, el Xeneize volvió a exhibir una destacada imagen y se impuso con los goles de Buffarini, Salvio, Izquierdoz y Campuzano.

En el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza, que permaneció a puertas cerradas por una medida de prevención para reducir el riesgo de contagio por el COVID-19, Boca exhibió una destacada imagen y derrotó 4-1 a Godoy Cruz en la primera fecha de la Zona A de la Copa Superliga.

El Xeneize consolidó las premisas futbolísticas del nuevo ciclo de Miguel Ángel Russo desde el inicio del partido. Con una mentalidad ofensiva, impuso las condiciones de juego y, a raíz de su postura y de la estrategia del rival, monopolizó la posesión.

El campeón de la Superliga le brindó un sentido activo a la tenencia como consecuencia de las intervenciones de Guillermo Fernández, en el interior derecho, y Emanuel Reynoso, quien se posicionó a la izquierda del centrocampista Iván Marcone. La conjunción de los tres volantes derivó en que gozara una fluida circulación del balón.

Con frecuencia, Boca orientó los ataques hacia la izquierda y se beneficiaba de las combinaciones entre Reynoso, Agustín Obando y Emmanuel Mas. Desde la mencionada zona, a los 7 minutos, Pol Fernández lanzó un centro y localizó en el sector opuesto a Julio Buffarini, quien jugó hacia atrás con Marcone, el mediocampista ensayó un pase aéreo por encima de la defensa hacia Eduardo Salvio y, tras un desvío en Danilo Ortíz, Buffarini remató con potencia y estableció el 1-0.

Pese a encontrarse en desventaja en el resultado desde los primeros compases, el Tomba no modificó el plan ofensivo que ensayó durante la semana. Una vez que recuperaba la pelota, el dueño de casa inquietaba con transiciones veloces de defensa a ataque, en las que adoptaron un rol determinante los desplazamientos y el desequilibrio individual de Juan Brunetta.

El Bodeguero era víctima del asedio que imponía Boca a través de un control geográfico. Sin embargo, una acción detenida le permitió reestablecer el empate. A los 29’, Brunetta ejecutó un tiro libre desde la derecha y halló en el centro del área a Tomás Badaloni, quien se anticipó a Fernández y con un disparo de cabeza anotó el 1-1.

Boca exhibió una fortaleza anímica tras recibir el gol y obtuvo un rédito en una maniobra similar a la del primer tanto. A los 31’, tras un envío aéreo de Obando desde la izquierda, Buffarini recibió el balón en el interior derecho del área y propició la aparición de Salvio, quien ingresó al área en velocidad y con un tiro al primer poste marcó el 2-1.

En el complemento, Godoy Cruz demostró una imagen renovada e intensificó la búsqueda ofensiva, en la que se adhirió Wilder Cartagena, quien partía desde la derecha de Fabián Henríquez y se establecía por delante para crear una línea extra de pase.

En este escenario, el conjunto que conduce Mario Sciacqua generó una chance para equilibrar el duelo desde los pies de una de las figuras de la jornada. A los 3’, Brunetta recibió en una zona frontal del campo y remató desde media distancia, pero el travesaño le impidió desahogar la celebración.

Sin la posesión, el elenco mendocino ejerció una presión elevada para impedir que su rival saliera desde el fondo por la vía terrestre. Y, cuando el contrario lo obligaba a defender en su campo, se replegaba en un sistema táctico 4-4-2, en el cual Brunetta y Badaloni permanecían en posiciones adelantadas de la cancha.

Durante los pasajes iniciales del segundo tiempo, Boca debió defender más cerca de Esteban Andrada. Por lo tanto, se refugiaba en un 4-1-4-1, siendo Marcone el vértice inferior en la medular y, unos metros más avanzados, Fernández y Reynoso eran sus laderos.

Con la progresión del partido, el visitante se encontró con mayores espacios para efectuar contragolpes. En consecuencia, Russo determinó la salida de Obando y la entrada de Sebastián Villa, quien no fue titular debido al desgaste físico que le implicó la doble competencia, para desnivelar con su velocidad.

El encuentro se dirigía hacia un terreno de incertidumbres por la notoria mejoría de Godoy Cruz, pero Boca completó la consecución de una nueva conquista. A los 22’, tras un córner de Pol Fernández desde la derecha, Junior Alonso desvió la trayectoria y el balón cayó en Carlos Izquierdoz, quien conectó desde la puerta del área y firmó el 3-1.

A los 44’, Villa recibió en la izquierda, efectuó un freno y profundizó con Mas, quien envió un centro al poste opuesto y abasteció a Jorman Campuzano, quien, unos minutos después de haber ingresado, remató de cabeza y decretó el 4-1.

De esta manera, Boca se adueñó de la victoria, extendió su presente positivo y continúa invicto en la era Russo, con ocho triunfos y dos empates. Godoy Cruz, por su parte, volvió a caer luego de haber derrotado a Vélez y Newell’s en sus últimas dos presentaciones.

Formaciones:

Godoy Cruz: Rodrigo Rey; Gabriel Carrasco, Danilo Ortíz, Marcelo Herrera, Cristian Almeida; Marcelo Freites (ST 30’ Miguel Merentiel), Wilder Cartagena, Fabián Henríquez (ST 19’ Luciano Pizarro), Gabriel Alanís (ST 26’ Jaime Ayoví); Juan Brunetta y Tomás Badaloni. Entrenador: Mario Sciacqua.

Boca: Esteban Andrada; Julio Buffarini, Carlos Izquierdoz, Junior Alonso, Emmanuel Mas; Iván Marcone, Guillermo Fernández (ST 33’ Nicolás Capaldo); Eduardo Salvio (ST 41’ Jorman Campuzano), Emanuel Reynoso, Agustín Obando (ST 21’ Sebastián Villa); Ramón Ábila. Entrenador: Miguel Ángel Russo

Goles: PT 7’ Julio Buffarini (BOC), 29’ Tomás Badaloni (GOD) y 31’ Eduardo Salvio (BOC). ST 22’ Carlos Izquierdoz (BOC) y 44’ Jorman Campuzano (BOC).

Amonestados: PT 42’ Emmanuel Mas (BOC). ST 3’ Danilo Ortíz (GOD), 35’ Cristian Almeida (GOD) y 45’ Luciano Pizarro (GOD).

Árbitro: Darío Herrera.

Estadio: Malvinas Argentinas (Mendoza).