La campaña de Tigre en la Copa de la Superliga

El Matador se encontró al borde de la eliminación en más de una oportunidad, pero protagonizó varias remontadas que derivaron en la conquista del campeonato.

La campaña de Tigre en la Copa de la Superliga se constituyó de diferentes clases de capítulos. En más de una oportunidad se encontró al borde del abismo que hubiera significado la eliminación del certamen, pero se impuso ante las adversidades y se proclamó campeón. Los resultados en contra y el inmenso número de futbolistas lesionados durante la competencia no impidieron que el Matador obtuviera el primer título de su historia en la máxima categoría. El triunfo frente a Boca en la final fue el desenlace soñado para el equipo que en la próxima campaña disputará la B Nacional y la Copa Libertadores al mismo tiempo.

La entidad de Victoria cosechó seis triunfos, un empate y dos derrotas en los nueve encuentros que disputó en el torneo. El camino hacia la gloria comenzó en Santa Fe. En el duelo de ida de los dieciseisavos de final, igualó 0 a 0 contra Colón en el Cementerio de los Elefantes.

Pipo

En el marco del partido de vuelta, los dirigidos por Néstor Gorosito se encontraron cerca del nocaut. En el José Dellagiovanna, Tigre se marchó al entretiempo perdiendo por 2 a 0 como consecuencia de los goles de Nicolás Leguizamón y Cristian Bernardi. Sin embargo, en el complemento realizó una remontada memorable. Con las anotaciones de Lucas Janson (de penal), Matías Pérez Acuña y Carlos Luna (también desde los 12 pasos) se impuso por 3 a 2 y avanzó de ronda.

Tigre

En los octavos de final, también se encontró en desventaja en los enfrentamientos con Unión. Luego de haber caído por 2 a 1 en el primer choque en condición de local, comenzó perdiendo en el segundo encuentro por el tanto de Pablo Cuadra. Pero volvió a revertir la serie con los aportes en el marcador de Yeimar Gómez Andrade (en contra), Walter Montillo y Federico González. El 3 a 1 le permitió acceder a los cuartos.

En la siguiente fase, revalidó su candidatura al eliminar a Racing, campeón de la Superliga. En su estadio, el Matador ganó por 2 a 0 con los goles de dos de sus máximas figuras: Montillo y González. En el Cilindro de Avellaneda, realizó una nueva hazaña. Lucas Orbán y Lisandro López habían igualado el resultado global. Sin embargo, en la última jugada de la noche, Perez Acuña conectó un centro de Diego Morales y decretó el 1-2 que le concedió la clasificación a la institución de Victoria.

En la semifinal, el desarrollo fue más sencillo. Tigre venció por 5 a 0 a Atlético Tucumán en el duelo de ida en el José Dellagiovanna (doblete de Juan Ignacio Cavallaro, Menossi, Morales y Nicolás Colazo). En la vuelta, volvió a resultar victorioso gracias al gol de Hugo Silveira en el Monumental José Fierro (1-0).

Campeon

En la final disputada en el Mario Alberto Kempes, el equipo de Gorosito escribió la página más dorada en sus 116 años de historia. Las anotaciones de Janson (de penal) y de Federico González le permitió a Tigre derrotar por 2 a 0 a Boca y proclamarse campeón de la primera edición de la Copa de la Superliga.