El capitán vuelve a controlar el timón

Lisandro López realizó ejercicios con pelota y podría regresar a la actividad el domingo ante Tigre.

En la práctica matutina de Racing continúa el buen semblante que predomina desde la obtención de la Superliga. La clasificación a los cuartos de final de la Copa de la Superliga no fue la única noticia positiva del entrenamiento del lunes: Lisandro López realizó ejercicios con pelota y podría retornar a la actividad futbolística el próximo domingo cuando la Academia visite a Tigre (a las 17.45).

El máximo anotador del último torneo, con 17 goles, sufrió una distensión el sóleo izquierdo que le impidió jugar los dos enfrentamientos con Estudiantes de La Plata, donde su equipo empató 1-1 en la ida y 0-0 en la vuelta y obtuvo el boleto a la siguiente ronda. Al finalizar la práctica de hoy, el delantero de 36 años cumplió con actividades de kinesiología. 

La presencia de Licha ante el Matador aún es una incógnita y aguardarán hasta las horas previas al encuentro para definir si será de la partida en el duelo de ida de los cuartos de final de la Copa de la Superliga (la vuelta será el domingo 15/5 en el Cilindro). El último partido que disputó el experimentado futbolista, con pasado en Lyon y Porto, fue contra Defensa y Justicia, el pasado 7 de abril, en la jornada final del torneo donde Racing se coronó campeón. 

Mientras que el panorama para otros futbolistas lesionados del plantel se vislumbra negativo en el corto plazo. Alejandro Donatti, quien padece un desgarro en uno los isquiotibiales de la pierna derecha, y Andrés Ríos, quien padece la misma molestia pero en el bíceps femoral de la pierna izquierda, no se recuperarían a tiempo para el primer duelo con Tigre. Por su parte, Leonardo Sigali fue reemplazado el sábado en el encuentro ante Estudiantes a los 5 minutos del segundo tiempo debido a una sobrecarga en el sóleo. En el entrenamiento de hoy, el Oso no salió a la cancha y trabajó en kinesiología. 

En un marco de lesiones, Racing celebra el regreso de Lisandro López pensando en el cruce con el Matador de Victoria. El capitán vuelve a tomar el control del timón. El transcurso de la semana determinará si el regreso será como titular o aguardando entre los suplentes.