Delfino se presentó en el Monumental y suspendió River-Atlético Tucumán

El árbitro del compromiso asistió al estadio y, luego de que la prohibieran el ingreso, la escribana Galarza labró un acta y el juez postergó el partido. Ahora, intervendrá el Tribunal de Disciplina.

El desarrollo de la primera jornada de la Copa Superliga continúa en el centro de la tormenta a raíz del brote del coronavirus. Cuando el viernes por la noche se avecinaba el desenlace del duelo entre Gimnasia de La Plata y Banfield (0-0), River emitió un comunicado manifestando que no se presentaría al partido frente a Atlético Tucumán y que las instalaciones de la institución permanecerían cerradas desde este sábado 14 de marzo.

Pese a que las controversias, los debates éticos y las incertidumbres se incrementaron con el transcurso de las horas, la Comisión Directiva del Decano aclaró que cumpliría con el cronograma previsto para el encuentro correspondiente a la fecha inicial de la Zona B.

Por lo tanto, Germán Delfino, junto con los asistentes, Hernán Maidana y Diego Martín, y el auxiliar Diego Abal, asistió al Monumental alrededor de dos horas y media antes del horario previsto para el comienzo del cotejo (17.45). Como consecuencia de que le impidieron al juez ingresar al estadio, la escribana Marisa Galarza redactó un acta de lo sucedido y el árbitro confirmó la suspensión del cotejo.

Germán Pecollo, gerente de infraestructura del Millonario, fue el encargado de informarle a los presentes que el club no abriría sus puertas. En las inmediaciones del escenario, se encontraban los utileros de la entidad tucumana, su vicepresidente Enrique Salvatierra y el vocal Cristóbal Godoy. De inmediato, se le notificó al plantel dirigido por Ricardo Zielinski que permanecieran en la concentración y que no debían presentarse en el recinto.

El siguiente capítulo de la historia consistirá en el informe que el árbitro redactará y le enviará a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA). Luego, la responsabilidad recaerá sobre el Tribunal de Disciplina, cuyos integrantes analizarán la situación y le impondrán a River la sanción que consideren correspondiente.

Unos minutos después de que se labró el acta, la Superliga, encabezada por el nuevo presidente Marcelo Tinelli, compartió un escrito en el que detalla lo sucedido en las adyacencias del Monumental y aclaró que las actas fueron elevadas a las autoridades para que tomen las medidas pertinentes.

El comunicado completo de la Superliga:

A raíz de la decisión del Club Atlético River Plate de no abrir su estadio para el encuentro que por la primera fecha de la Copa Superliga debía disputar esa institución ante Atlético Tucumán, el juez de dicho partido, Germán Delfino, concurrió a las instalaciones del Monumental junto al resto de la delegación arbitral y a la escribana pública nacional Marisa Galarza, y dejó constancia de la imposibilidad de ingresar a la cancha para desempeñar sus funciones. Junto a ellos se presentaron también los encargados de la utilería de la institución tucumana, su vicepresidente primero, Enrique Salvatierra, y el doctor Cristóbal Godoy, vocal del club visitante.

En ese mismo momento se labró el acta correspondiente en donde se constató la situación y se le comunicó inmediatamente al plantel del equipo visitante que no era necesario que concurriera al lugar del evento, dado que el árbitro del partido había certificado el escenario y situación general.

Los organismos de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires también le aconsejaron a la delegación tucumana la inconveniencia de presentarse en el estadio, dado que las instalaciones estaban cerradas.

Firmados los documentos correspondientes, todos los antecedentes y actas fueron elevados a las autoridades para que tomen las medidas pertinentes.