Los partidos de Provincia se disputarán sin público por el coronavirus

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, emuló la medida de prevención que se había anunciado para CABA y los eventos deportivos deberán desarrollarse a puertas cerradas.

En primera instancia, Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, anunció la suspensión de los espectáculos y confirmó que los eventos deportivos de CABA se realizarán sin público para evitar el riesgo de contagio por el coronavirus. En consonancia, la medida de prevención se expandió a la Provincia y podría abarcar aún más territorios de la Argentina con la progresión de las horas.

Axel Kicillof, gobernador de Buenos Aires, decidió que los eventos masivos, incluidos el Lollapalooza, no se llevarán a cabo y firmará un decreto para que los partidos se disputen a puertas cerradas en la jurisdicción, con el objetivo de prevenir la propagación del COVID-19. La resolución fue consensuada con empresarios y productores, con autoridades nacionales y de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

El primer compromiso que se verá afectado por la determinación es el que protagonizarán, este jueves a las 21, Racing y Alianza Lima de Perú, en el marco de la segunda fecha del Grupo F de la Copa Libertadores. Conmebol les envió un comunicado a las dos instituciones informando que el encuentro se desarrollará sin espectadores en el Cilindro de Avellaneda.

“En la mañana de hoy, las autoridades competentes de la República de Argentina anunciaron medidas sanitarias de prevención ante el riesgo de expansión del coronavirus (COVID-19) al territorio nacional. El partido entre Racing Club y Alianza Lima será disputado como fue programado originalmente en el Estadio Presidente Perón sin la asistencia de público”, explicó el ente que gestiona el fútbol del continente sudamericano en un escrito firmado por Frederico Nantes, director de competiciones de clubes.

Santa Fe y Mendoza emularon la postura y, en consecuencia, nueve duelos de la primera jornada de la Copa Superliga, cuya segunda edición comenzará este fin de semana, se jugarán con las tribunas desiertas: Godoy Cruz-Boca; River-Atlético Tucumán; Huracán-Talleres; Gimnasia de La Plata-Banfield; Independiente-Vélez; Aldosivi-Racing; Lanús-Argentinos Juniors; Unión-Arsenal; y Rosario Central-Colón.

Aún no se pronunciaron las autoridades de Entre Ríos, donde Patronato recibirá a San Lorenzo, y de Santiago del Estero, donde Central Córdoba se enfrentará con Newell’s. En la brevedad, podría ampliarse la medida a nivel nacional para reducir las posibilidades de contraer la enfermedad que se originó en Wuhan, China.