River podría dar marcha atrás en la decisión de no presentarse a jugar

En caso de que la actividad continúe de la manera prevista por la Superliga, el Millonario podría exponerse a una sanción extrema si resuelve no disputar tres partidos consecutivos.

River encendió la polémica por la continuidad del fútbol argentino cuando el último viernes emitió un comunicado oficial expresando que las instalaciones del club permanecerían cerradas desde el sábado 14 de marzo y que no se presentaría a jugar el compromiso con Atlético Tucumán, correspondiente a la jornada inaugural de la Copa Superliga, para reducir el riesgo de contagio por el coronavirus.

La determinación fue una consecuencia de la preocupación que suscitó en el plantel profesional el caso de Thomas Gutiérrez, defensor colombiano de la Reserva, quien presentó síntomas compatibles con el COVID-19. Los resultados de los estudios confirmaron que el marcador central no se encuentra afectado por la pandemia que se originó en Wuhan, China.

Como consecuencia de no haber asistido al Monumental para la fecha inicial del Grupo B, el elenco dirigido por Marcelo Gallardo perderá los puntos del duelo que debía disputar con el Decano. Además, el Tribunal de Disciplina de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) podría castigarlo con la quita de tres unidades y una multa económica equivalente al valor de 2.250 entradas.

Los directivos de la entidad de Núñez ingresaron en una encrucijada luego de las declaraciones de Alberto Fernández. El presidente de la Nación manifestó que, según las recomendaciones del Ministerio de Salud, los partidos de fútbol se podrán seguir disputando a puertas cerradas. Además, les propuso a las compañías propietarias de los derechos de televisación (Fox y Turner) que los encuentros puedan ser observados por las personas sin la necesidad de contratar el Pack Fútbol.

En caso que la actividad continúe de la manera prevista por las autoridades de la Superliga, quienes este miércoles se reunirán en un cónclave de Comité Ejecutivo, el Millonario podría exponerse al riesgo de perder la categoría. El artículo 72 del reglamento de la AFA indica lo siguiente: “El club que no se presenta en tres fechas seguidas, será sancionado con la pérdida de la categoría.

Es decir, si River no se presentara ante Talleres de Córdoba, en el estadio Mario Alberto Kempes, y frente a Argentinos Juniors, en condición de local, podría ser penado con el descenso a la Primera Nacional, un hecho que experimentó en 2011 por cuestiones deportivas y tras ser derrotado por Belgrano en la promoción.

Por lo tanto, el capitán Leonardo Ponzio intentará unificar la postura de postergar la competencia con el resto de los referentes de los equipos de Primera División y del ascenso en el encuentro que protagonizarán el próximo miércoles en la sede de Futbolistas Argentinos Agremiados y que contará con la presencia del titular del organismo, Sergio Marchi.

Pero, si la resolución fuera que la pelota debe seguir rodando, la Comisión Directiva, encabezada por el presidente Rodolfo D’Onofrio, conversaría con los integrantes del equipo para rever la medida y dar marcha atrás frente a las potenciales secuelas.