El feo gesto de Bale que hace estallar al vestuario del Real Madrid

El galés está cada vez más cerca de su salida

Todos habían hablado del tema pero al final ha tenido que ser el propio Bale quien ponga las cartas sobre la mesa, y de que manera las ha puesto además.

Gareth Bale ha admitido que se "entusiasma más" jugando para Gales que para el Real Madrid, ya que sus problemas con España siguen aumentando. El jugador se está convirtiendo en un jugador más dentro del Real Madrid, sobre todo después de presentarse como internacional, a pesar de no haber jugado en el Real Madrid desde el 5 de octubre.

La estrella no ha aparecido desde que marcó en el empate a 1-1 de Gales contra Croacia el 13 de octubre, tras sufrir una lesión en la pantorrilla en la fase final de la competición preliminar para la Eurocopa 2020.

Admite que jugar con su país es muy especial después de que su etapa en España se haya vuelto amarga cuando su seleccionador, Zinedine Zidane, trató de echarlo este verano.

Cuando se le preguntó si jugar con Gales le daba más "alegría" antes del partido de clasificación de hoy en Azerbaiyán, Bale respondió: "Sí, definitivamente”. Las cosas no pueden estar más claras y las cartas están sobre la mesa.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

‪Unbelievable support! On to the next one... 👊🏼🏴󠁧󠁢󠁷󠁬󠁳󠁿 #TheRedWall #TogetherStronger ‬

Una publicación compartida por Gareth Bale (@garethbale11) el

Bale ha sido criticado por su compañero del Real Madrid, Toni Kroos, por unirse a Gales después de haberse perdido partidos de club, de hecho afirmó que no era el mejor momento para hacer lo que estaba haciendo, pero no ha sido el único. Predrag Mijatovic, el ex delantero del Real Madrid, también se sumó a la contienda al decir que las prioridades de Bale son "Gales, el golf y, después, el Real Madrid".

El galés aún con todo ha salido a defenderse y ha asegurado que si el Real Madrid hubiera tenido partido este fin de semana él habría sido el primero en estar en el campo, pero que las cosas no se han dado. Se sabe que Florentino negocia su salida pero la puja parte de 100 millones y no muchos clubes están interesados, sobre todo porque por el momento no se le ha visto mucho en el campo. Además se negó a mantener el banderín del Madrid en la foto de la selección antes de comenzar el partido contra el PSG, todo eso no hace sino aumentar la tensión, porque, con una sonrisa en la cara, sostuvo el banderín de Gales en Eslovaquia.