En un polémico capítulo, Luis Enrique regresó a la selección de España

Luego de que Robert Moreno fuera despedido en la previa al partido con Rumania, el presidente Luis Rubiales confirmó la vuelta del entrenador asturiano al cargo tras el fallecimiento de su hija.

En la selección de España aún hace eco el polémico episodio sucedido en la antesala del Mundial de Rusia 2018 que culminó con el despido de Julen Lopetegui, quien había sido contratado por Real Madrid, y una prematura eliminación en los octavos de final con Fernando Hierro como interino. En junio de 2019, se produjo otra inesperada modificación en la dirección técnica cuando Luis Enrique renunció al cargo debido al grave estado de salud de su hija Xana, quien falleció dos meses más tarde.

Luego de haberse distanciado del fútbol profesional para afrontar la trágica pérdida con su familia, este martes se oficializó el regreso del ex entrenador de Barcelona a la Roja en reemplazo de Robert Moreno, su ex ayudante de campo y quien había sido ratificado al mando del proyecto.

“Luis Enrique regresa a su puesto de trabajo. El 19 de junio expliqué que Robert Moreno se hacía cargo. Le dejamos claro que en el momento en el que Luis Enrique quisiera volver, iba a volver. Transparencia y rigor en todo momento", expresó Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, en una conferencia de prensa de 90 minutos de duración brindada en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

Según reveló el mandatario, fue el ex seleccionador quien les afirmó a él y al director deportivo, José Francisco Molina, que el técnico asturiano deseaba volver a liderar el proyecto. Sin embargo, en un controversial episodio, el antiguo colaborador fue notificado de que sería destituido en la previa al partido del pasado lunes con Rumania, en el marco de las Eliminatorias rumbo a la Eurocopa 2020.

Luego de la victoria 5-0 en el Estadio Wanda Metropolitano de Madrid, Moreno les comunicó la situación a los futbolistas en el vestuario y no logró retener las lágrimas de emoción a la hora de despedirse de los integrantes del plantel, tras haber obtenido la clasificación al certamen continental como cabeza de serie.

Luis Enrique, quien también comandó al Barsa B, Roma y Celta de Vigo, rubricará un contrato con duración hasta el 31 de diciembre de 2022. Es decir, posterior a la finalización del Mundial de Qatar, según confirmó Rubiales. De todas maneras, el primer objetivo será la Euro del próximo año.