Bombazo en el Barça: destitución del técnico culé fulminante

Los motivos son varios y cada cual más fuerte. Ya no hay vuelta atrás

No hay semana tranquila en Barcelona. Parece mentira que casi a diario se esté viviendo en esta vorágine de noticias y cada cual más convulsa que la anterior. Si la semana pasada estalló la guerra entre la plantilla y la directiva, la cual aún coléa, esta vez ha sido el banquillo del club blaugrana.

Que el banquillo estaba discutido era una realidad y no solo por los resultados deportivos. De hecho esto no ha sido el motivo determinante a la hora de tomar la decisión. Es verdad que no están siendo como se esperaba pero no es menos cierto que la temporada esta en su tramo inicial y que aún es pronto para hacer cualquier tipo de balance y mucho menos para tomar decisiones tan drásticas. 

Sin embargo, han sido ya varios las razones más allá de lo deportivo que ha ido erosionando la relación entre el entrenador y el club. En primer lugar el míster y el encargado de la Masía, el ex jugador Patrick Kluivert, han tenido más de un encontronazo y el último ha tenido lugar esta misma semana, siendo el más fuerte de todos, con momentos verdaderamente tensos y con palabras de reproche bastante feas entre uno y otro. Además de esta tensa relación, son también varios los choques que ha habido entre los dirigentes del equipo y el entrenador como por ejemplo en la pasada pretemporada, cuando el técnico se nego a jugar un partido por argumentar que eso ponía en riesgo la salud de sus jugadores.

El caso es que Víctor Valdes va a tener una estancia muy corta en el banquillo del juvenil del club de sus amores, ya que este fin de semana se queda sin viajar con su equipo y el Barcelona ya está buscando sustituto para hacer cargo del equipo de la Masía. La fuerte personalidad de Valdés, de sobra conocida, han probocado que su segunda etapa en el Barca vaya a ser tan breve como intensa. Si su salida como jugador fue un poco triste, la de entrenador no va a ser para nada mucho mejor. Victor Valdes vuelve a estar disponible para quien se atreva a contratarle... 

Parecía que si alguien era destituído en los banquillos del Barcelona sería Ernesto Valverde, pero Valdés le ha adelantado por la derecha. Ahora todos los focos apuntan al equipo de los mayores, que o endereza su inicio liguero o verá como Valdés no es el único en hacer las maletas en el banquillo del Fútbol Club Barcelona.