¡Bombazo! Valverde se harta y arremete contra varios jugadores

El técnico ha estallado con la situación del vestuario

Los eternos rivales han disfrutado de una pequeña pausa durante este fin de semana, después de que el clásico quedase aplazado como consecuencia de la situación que vive Cataluña, y se vaya a disputar el próximo miércoles, 18 de diciembre.

Pero la Liga no se detiene para nadie, y el Barcelona recibirá al Real Valladolid en el Camp Noo esta misma noche. Un partido muy esperado sobre todo para ver por donde respira el equipo blaugrana después de todos los rumores y previsibles cambios que se van a ver.

De momento Valverde debería tener a sus jugadores bien descansados y después del entrenamiento todo debería de estar a punto. De hecho salvo alguna lesión menor, las grandes estrellas del vestuario deberían estar listas para hoy y sin falta a la cita.

Si alguien debería de jugar hoy ese es Marc-Andre ter Stegen, quien ha sido recientemente muy crítico con el club pero también ha sido su salvación en Praga la última vez. Se aseguró ocho paradas para retener los tres puntos a los catalanes. Su posición no parece amenazada, algo que ahora mismo no pueden decir todos.

La rueda de prensa dada por el técnico pre-partido estuvo calentita y no es para menos, los problemas que tiene el vestuario son de sobra conocidos y en verdad en el campo no es que se disimulen mucho la verdad. También dejó de relieve que su relación con el portero no es la mejor que se puede tener puesto que fue duramente crítico con las declaraciones que hizo Marc después del partido, si que le dio la razón en algo, en que “las cosas se resuelven dentro, no fuera” y es que al fútbol como a la política hay que venir llorado de casa pero descargar en el campo. 

El problema en el Barcelona es que la comunicación está fallando y eso está claro, puesto que al preguntarle por el viaje de Griezmann el técnico respondió “muchas gracias, no lo sabía” o quizás simplemente son ganas de escurrir el bulto y no reconocer que el francés está en plena búsqueda de nuevo rumbo, todos sus roces en el vestuario catalán no van a ayudar para reternerle.