Él pone a Florentino Pérez y a Bartomeu de nuevo en la pelea

Después de lo de Neymar llega una nueva disputa

El Real Madrid nunca se cansa de luchar contra el Barcelona, son rivales eternos. Pero esto es aplicable en el juego como en el mercado de fichajes, todo lo que quiere uno lo suele querer el otro.

El centrocampista del Nápoles, Fabián Ruiz, tendrá la posibilidad de elegir entre varios de los principales clubes europeos en el programa de traspasos del próximo verano.

El jugador de 23 años se incorporó al Nápoles procedente del Real Betis antes de la campaña 2018-19, y el internacional español marcó siete goles en 40 partidos con el equipo italiano en todas las competiciones de la pasada temporada.

Ruiz ha comenzado esta temporada con un gol en cuatro partidos de la Serie A, mientras tanto, y varios clubes se están vinculando actualmente con un interés en el versátil centrocampista.

Según informes en España, el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, está decidido a traer al español al Bernabéu el próximo verano en la ventana de fichajes, pero es probable que los gigantes de la capital se enfrenten a una fuerte competencia.

De hecho, se cree que tanto el Barcelona como el Juventus también están en la mira, y Cristiano Ronaldo quiere que su equipo se asegure el fichaje de Ruiz antes que los grandes de la Liga.

También se dice que los madrileños preguntaron a Nápoles sobre Ruiz cuando hablaron del internacional colombiano James Rodríguez durante el verano, pero el presidente del equipo italiano, Aurelio de Laurentiis, dejó claro que el ex joven del Betis no estaría disponible para ser transferido.

El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, sigue en su apuesta por su plantilla, y en rueda de prensa ha querido apoyar a su jugador, Eden Hazard, del que espera que esté a las altura de las circunstancias, sobre todo teniendo en cuenta la jornada deportica que se les viene encima, hoy tendrá lugar el primer derbi de la temporada

Los Blancos se dirigen a la cima de la liga de Wanda Metropolitano, tras su derrota por 3-0 en la Liga de Campeones ante el París St Germain, con victorias sucesivas.