Las duras declaraciones de un entrenador que van a herir a Messi

El argentino no se espera lo que ha dicho el técnico

Todos hemos escuchado eso de que la primera impresión solo se puede tener una vez. Ya lo dijo Oscar wilde “No hay una segunda oportunidad para una primera impresión”. De esto precisamente ha hablado recientemente Pep Guardiola.

El actual entrenador del Manchester ha revelado en una entrevista lo primero que pensó al ver al argentino como su joven jugador, algo que sucedió en una gira de pretemporada por Escocia. 

Años más tarde se convertía en su entrenador y segura que lo que pensó es que iban a ganarlo todo” y no era para menos, estamos hablando de un Messi adolescente en pleno apogeo de su dominio en el campo. 

Cuando Guardiola llegaba al equipo por primera vez ya el astro argentino era la comidilla del vestuario. Lo primero que la plantilla le dijo al recién llegado técnico fue que en el vestuario había un joven que era muy bueno. Cuando por fin llegó el momento de conocerle, no sucedió en el campo ni en los vestuarios sino que la primera vez que vio al argentino fue en una tienda de Nike junto a su padre. 

Así de primeras el técnico catalán lo vio como un tipo pequeño y tímido y hasta se llegó a cuestionar si podía ser tan bueno como decían. Todas esas dudas se disiparon en el citado partido de Escocia, en el que ganaron 6-1 y luego 5.-0, Messi llegó a marcar tres goles en cada uno de estos partidos. Era una estrella imparable.

Pep se encariñó con su joven jugador y se creó un vínculo muy especial, pero solo entre cierto grupo de jugadores. En verdad el instructor aseguró que el proceso de construcción del equipo fue la mejor de las experiencias que tuvo dentro del Barcelona, entre todos había una amistad, se convirtieron en un grupo que salía a cenar a menudo y que sabía avanzar juntos en la dificultad.

¿Y qué pasó entonces? Pues lo de siempre, que el liderazgo es muy complicado y al final cuando tienes dos grandes líderes por mucho que sean amigos uno prevalece sobre todo y eso cuando eres el entrenador del Barcelona no puedes consentirlo. 

Asi que como todo empezó pues así acabó, como un parte de un proceso natural del tiempo. Ahora todo entre ellos terminó, o al menos así lo ha descrito el técnico.