España, país futbolero por excelencia

¿Por qué es el fútbol tan importante para los españoles?

El deporte minoritario crece, aunque la distancia es todavía abismal en comparación con el fútbol. España es un país futbolero, uno en el que representa más del 80% de la información deportiva, lidera el ranking de programas más vistos, la prensa especializada cuenta con más lectores que la generalista y el balón es el regalo preferido en el día de Reyes. Con tanta trascendencia social y mediática, no es de extrañar que las empresas se peleen por aparecer en los anuncios durante el transcurso de un partido o por ser el patrocinador de un equipo puntero. En este sentido, las casas de apuestas han ganado terreno a otras.

¿Por qué es el fútbol tan importante para los españoles? La respuesta no es ni mucho menos sencilla. Es un hecho que hablamos de una relación muy duradera, establece y sólida, cuyos orígenes nos remontan a 1872. Por aquel entonces, los obreros ingleses de la compañía minera Río Tinto de Huelva mostraron a sus colegas de oficio un juego que ya cautivaba a grandes y pequeños en el Reino Unido. No es casualidad, por tanto, que el Real Club Recreativo de Huelva sea el club decano del fútbol español y su fundación date de 1889, es decir, que nació diez años antes que el Barcelona y tiene 13 más que el Real Madrid.

Desde aquellos comienzos al presente, las alternativas deportivas son cada vez mayores pero la preferencia por el deporte rey no admite discusiones. Basta un simple paseo por la plaza o el parque de cualquier ciudad para comprobar que ellos y ellas, porque el fútbol femenino no tiene freno, se decantan por un mismo balón. Esto un fiel reflejo de la sociedad a gran escala, en la que se demanda y se consume el deporte rey a todas horas. La televisión suele arrojar pistas sobre los gustos y las preferencias. Pues bien, de los 50 programas más visto del 2018, hasta 47 fueron partidos de fútbol. Las costumbres van en la misma línea a la hora de hojear un periódico en papel. En un mundo cada vez más digitalizado, dos de los tres de los más leídos son deportivos y más de la mitad de sus páginas están dedicadas a un solo deporte.

De La Quiniela a las apuestas online

Dentro de casi todo español hay un seleccionador y las listas de Luis Enrique Martínez son más discutidas que los presupuestos del Estado en las tertulias de bar. Ante tanto interés, el espacio publicitario del fútbol es el más caro, pero igualmente las marcas se pelean por aparecer ahí. Hoy día son las casas de apuestas las que más fuerte pujan por captar la atención durante el descanso de un partido, ofreciendo bonos de bienvenida a los mejores casinos de España, cuotas en directo al partido y demás promociones. La inversión parece justificada no solo en la televisión o en la prensa, sino también en la relación con los clubes profesionales.

Dentro de casi todo español hay un seleccionador y las listas de Luis Enrique Martínez son más discutidas que los presupuestos del Estado en las tertulias de bar. Ante tanto interés, el espacio publicitario del fútbol es el más caro, pero igualmente las marcas se pelean por aparecer ahí. Hoy día son las casas de apuestas las que más fuerte pujan por captar la atención durante el descanso de un partido, ofreciendo bonos de bienvenida a los mejores casinos de España, cuotas en directo al partido y demás promociones. La inversión parece justificada no solo en la televisión o en la prensa, sino también en la relación con los clubes profesionales.

España vive por y para el fútbol y tanta pasión convirtió en el pasado en una tradición jugar a La Quiniela después del aperitivo del sábado. Dicha herencia ha pasado de generación en generación, solo que ahora los jóvenes han emigrado hacia las alternativas virtuales de las casas de apuestas. En definitiva, el deporte rey no tiene competencia, al menos en España.