“Está infravalorado” El jugador camino de otro club, ya está decidido

Valverde lo tiene muy claro

En el Barça hay una mal sana afición por menospreciar jugadores. Esto es así y no hay más que darle, salvo que seas Messi tu sitio no está asegurado nunca y eso es algo que duele y que quema mucho por dentro.

Esta desafección con el club está siendo muy hábilmente aprovechada por otros equipos, que ven en esa debilidad del club catalán una cuerda de la que tirar para enganchar a sus jugadores. Los jugadores no son intocables, algunos como Luís Suárez sí lo parecían hasta hace bien poco, pero está claro y demostrado que al míster le importa muy poco la felicidad del vestuario con tal de que el juego salga como tiene que salir.

Uno de los futbolistas más afectados por este trato ha sido Ivan Rakitik,que en su día fue una elección automática para Ernesto Valverde, y ahora se encuentra ahora en una situación problemática.El Barcelona no ha tratado a Iván como se merece y eso ya es un hecho. Lo menos que podrían hacer es conseguirle algunos tratos valiosos, ya que han dejado claro con sus acciones que Rakitic ya no forma parte de sus planes futuros. 

Rakitic ha bajado en la jerarquía desde la llegada de Frenkie de Jong y sus supuestos encontronazos con Lionel Messi, aunque si los culés van a fijarse en eso, a debería estar media plantilla fuera, últimamente el argentino reparte a diestra y siniestra

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

😁🤷🏼‍♂️ Buenas noches.! 😴👍 #iR #4

Una publicación compartida de Ivan Rakitic (@ivanrakitic) el

Por otra parte, han aparecido informes recientes en los que se dice que la familia de Rakitic bloqueó el traslado al Manchester United en busca de un lugar más cálido. Por lo tanto, París o Milán son los destinos preferidos de la superestrella descartada. 

No es el único jugador que se encuentra a disgusto, de forma reciente han aparecido fuertes críticas a la gestión que se está haciendo de la nueva estrella hallada del equipo, Ansu Fati, su propia familia aseguró que no se le está valorando como merece y que no van a descartar buscarle un nuevo destino. En fin, el Barça y sus raras costumbres