"Esto no es aceptable"Podría estar ante sus últimas horas

Él mismo contó como está de caldeado el ambiente

Ayer era uno de esos días en que la habilidad no puede faltar, esos días en los que se sabe que hay mucha gente esperando algo que tienes que ofrecerles. Pero no, el Barça no pudo y eso ha hundido la moral de todo su alrededor.

Ayer el Barça, líder de la liga, cayó por 3-1 en el Ciutat de Valencia, con tres goles en siete minutos de la segunda parte que resultaron decisivos para los anfitriones tras el penalti de Lionel Messi antes del descanso.

La tercera derrota del Barça en seis partidos de la máxima categoría fuera de casa esta temporada significa que el Real Madrid tenía la oportunidad de encabezar la tabla en su partido contra el Real Betis, y realmente la suerte vino a visitar al club catalán porque no fue así, los blancos no lograron encajar ni un solo gol en el marcador, y sus contrincantes tampoco, por lo que no fue una derrota pero tampoco una victoria. Y supone un balón de oxígeno para los azulgrana

El revés para los hombres de Valverde puso fin a una impresionante racha de siete victorias en todas las competiciones, pero el seleccionador no salió contento, no era para menos, con ese resultado de poco le valía sacar pecho con sus anteriores partidos. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Bad day at the office.. Levante 3-1 Barcelona

Una publicación compartida de FC Barcelona (@fcbarcelona) el

La pregunta era obligada según saltaba a la rueda de prensa ¿Iba a dimitir? Entonces el técnico vasco aseguró que no piensa dimitir, al menos por el momento, que solo quiere mirar hacia delante, aunque afirmó que la situación con el vestuario no es la mejor de todas, y es que eso no se puede disimular, el propio Messi saltó en los medios solo para decir que lo que había pasado no puede suceder y sin querer señalar culpables, lo dejó muy claro, marca de la casa.

Valverdee continuó explicando lo que para él había pasado en el campo, asegurando que todo se derrumbó que no empezaron bien la segunda parte y admitió que no crearon ningún peligro. En resumen se puede decir que el problema es el de siempre, se menospreció al contrincante y el resultado suele ser el que se ha visto, Valverde eso lo sabe más que de sobra, lo que hace pensar que no salga bien parado de esta.